18.11.2017
Inicio | Institucional | Artículos | Entrevistas | Libros | Podcast | Publicidad | Videos
  Artículos
¿Argentina no es Bolivia?
Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
3 de octubre de 2005
Carlos Fara
 
 

Los argentinos nos jactamos de ser diferentes al resto de América Latina, ¿pero realmente lo somos? Una comparación de a qué presidentes americanos votaríamos nos asemeja más de lo que imaginamos.

ENCUESTA: En el caso hipotético en que se pudiera votar para Presidente del país  por alguno de estos LÍDERES, ¿Ud. por cuál votaría?*
(en porcentajes)

Opciones

Argentina**

Bolivia***

Fidel Castro

31

21

Hugo Chávez

26

19

Lula

19

18

Tabaré Vazquez

16

Nc

Ricardo Lagos

12

5

Vicente Fox

6

11

Alejandro Toledo

4

9

George Bush

2

13

* Se consultó por cada uno en forma individual
** Encuesta realizada en Capital y GBA en agosto de 2005
** Encuesta realizada a nivel nacional por Equipos Mori de Bolivia en julio de 2005
nc: no fue consultado


Fidel Castro y Hugo Chávez serían los dos más votados, tanto aquí como en Bolivia, si bien nosotros nos mostramos más devotos que los vecinos del norte. Lula queda en tercer lugar en ambos casos; mientras que los bolivianos sienten más rechazo por el mandatario chileno que los argentinos. El presidente peruano está en el mismo paupérrimo nivel en los dos países; mientras que Bush recibe más rechazo aquí en Argentina que en el altiplano.

A esto se le debe agregar que, en Argentina, mientras que Fidel conserva el mismo nivel de popularidad que en 2001 (48%) el líder venezolano pasó del 23 al 43%: casi duplicó su imagen positiva.

Estos datos admiten varias explicaciones. En primer lugar, Fidel viene manteniendo sistemáticamente una buena imagen no porque la mayoría adhiera al sistema socialista, sino por la asociación positiva del "Che Guevara" con el caudillo cubano. En segundo lugar, el enfrentamiento del mandamás caribeño con los Estados Unidos genera simpatías hacia el más débil, agravado por la pésima reputación del presidente norteamericano en el mundo (aquí Bush recogía elogios del 32% previo al 11 de septiembre, mientras que ahora solo el 4% lo estima).

Lo que merece un análisis más detenido es el apoyo a Chávez, que no solo es el segundo en el ranking de más votados, sino que además mejoró notablemente su inserción. Esto debe comprenderse en el marco de una sociedad que pide reestatización de los servicios públicos, que pondera un mayor rol del Estado en la economía y que se manifiesta preocupada por la venta de empresas argentinas a manos extranjeras. Estas tendencias anti "neo liberales" se están registrando en mayor o menor medida en diversos lugares de la región.

Sería más votado en la Capital Federal, el sector medio, los menores de 45 años, los simpatizantes del PJ, el ARI y partidos de izquierda, los politizados, los hombres, y los que tienen imagen positiva del gobierno de Kirchner. En cuanto al perfil de voto es más confuso ya que lo apoyarían votantes de Patricia Bullrich, Luis Zamora y Rafael Bielsa. Como fenómeno populista se podría suponer que debería ser un icono de los sectores populares, nacionalistas y de izquierda. Sin embargo, eso no parece ser así en una primera vista.

En Bolivia también recibe más electores entre los hombres, gente con estudios secundarios y universitarios, y los que viven en zonas urbanas. Esto es: pareciera más una postura intelectual anti sistema, que una representación de los desposeídos. Seguramente alguien recordará que los movimientos anti statu quo en la región, en realidad siempre comenzaron desde los sectores más ilustrados, para luego transmitirlos a capas más populares.

¿A qué puede llevar esto? A juzgar por lo números actuales no debería generar mayor alarma, ya que solo un 16% votaría tanto a Fidel como a Chávez, no compartiendo todos los segmentos. Pero: si son un modelo deseable, ¿alguna versión vernácula intentará llevar agua para su molino? El éxito del modelo venezolano, ¿no contagiará entusiasmo a sectores cada vez más amplios dentro de las sociedades latinoamericanas?

Lo más probable es que las respuestas sean negativas en el corto plazo. Pero, ¿qué pasaría si la región entra en recesión? ¿Se agudizarían las contradicciones y habría más gente pidiendo Chávez? ¿O los gobiernos de centro izquierda que hoy dominan la escena latinoamericana darían paso a opciones más de centro? Esto es: ¿se potencia la tendencia o se diluye?

Chávez es un caso aislado frente al resto de los presidentes latinoamericanos que, con sus más y con sus menos, saben cuáles son las limitaciones que impone el sistema internacional. Claro que las sociedades no siempre reconocen estos límites.

 

Twitter: @carlosfara
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Consultor político.
Twitter: @carlosfara
[Ver todos los artículos del autor]
 
 Videos
  Podcast Política Argentina
Fernando Laborda
El nuevo pacto fiscal
Por Fernando Laborda
Editorialista, diario La Nación

Archivo en mp3
El Podcast de Fernando Laborda en RSS
Auspician la columna de
Fernando Laborda
 
Colegio de Escribanos
QUILMES
FORD
Fibercorp
E N L A C E S