16.8.2017
Inicio | Institucional | Artículos | Entrevistas | Libros | Podcast | Publicidad | Videos
  Artículos
A cuatro años de la Primavera Negra de Cuba
Por Oswaldo Payá Sardiñas
16 de marzo de 2007
Oswaldo Payá Sardiñas
 
 

¿Por qué están presos los prisioneros de la primavera de Cuba? No se puede desconectar la razón que los llevó a la cárcel del sufrimiento que están pasando. Ellos están en prisión sólo por defender los derechos humanos, que en cualquier país se reconocen como fundamentales; sólo por expresarse libremente al escribir y especialmente por promover, muchos de ellos, una iniciativa legal que es el Proyecto Varela, para que se realice un referendo para que los cubanos puedan tener voz en cuanto a su sistema y al mismo tiempo para que la ley garantice los derechos, porque son para todos los seres humanos.

El sufrimiento de los hermanos prisioneros no se puede separar de la causa que defienden, causa que es la esperanza. Por eso les llamamos los Prisioneros de la Primavera de Cuba, porque con el Proyecto Varela sentaron una nueva esperanza, un horizonte en donde la libertad podía ser para todo el pueblo. Entonces vino la Primavera Negra que fue cuando los detuvieron. Hago esta salvedad porque se preguntarán: ¿Y qué representa el Movimiento Cristiano de Liberación que el régimen lo reprime de esta manera? Representa eso: una alternativa pacífica para todos los cubanos, no una intervención militar, ni tampoco un salto al capitalismo salvaje, sino una propuesta de un proceso de diálogo nacional, reconocimiento de los derechos de los ciudadanos, reconciliación, donde se respeten y garanticen esos derechos para todos los cubanos. Estoy explicando esto porque es muy importante la solidaridad, porque un cubano cuando prende su televisor solo siente la desolación, porque solo ve imágenes de justificación y de apoyo en toda Latinoamérica a esta oleada represiva que vivimos.

Nosotros tenemos conciencia que las soluciones del problema cubano corresponden a los cubanos. Pero en este mundo globalizado hay que también globalizar la solidaridad. Una forma de injusticia no justifica otra forma de injusticia y no hay dictadura de izquierda buena ni de derecha buena: son dictaduras todas precisamente porque roban los derechos a los pueblos. Cuba es también un país de ricos y pobres, en donde los pobres lo son tanto que ni siquiera pueden decir que son pobres porque les han robado hasta la palabra.

Hay una diferencia entre quien defiende una ideología o una filiación política y el que defiende la libertad, la justicia, al prójimo y los derechos humanos. El primero generalmente filtra su posición y acciones a través de un prisma político e ideológico; el segundo defiende a las víctimas de la injusticia donde quiera que se encuentren y quien quiera que sea el opresor. Creo que en ese sentido los cubanos hemos sido marginados de la solidaridad en América Latina.

Simplemente llamamos a la solidaridad por la liberación de estos hombres que están en prisión por defender derechos y a la solidaridad por los cambios pacíficos en Cuba, tal como hubo solidaridad con Chile, con Argentina, Uruguay…con tantos países que en su momento lo necesitaron y no fueron abandonados.   

Oswaldo Payá Sardiñas es el promotor del "Proyecto Varela" en Cuba y su labor fue reconocida con el premio Andrei Sajarov de Derechos Humanos otorgado por el Parlamento Europeo. Este artículo es una síntesis de la entrevista ofrecida en el programa radial "Apertura Latinoamericana" del 14 de marzo de 2007.

 
 Videos  El blog de Hugo E. Grimaldi
  Podcast Política Argentina
Fernando Laborda
Las PASO: un alivio para Macri
Por Fernando Laborda
Editorialista, diario La Nación

Archivo en mp3
El Podcast de Fernando Laborda en RSS
Auspician la columna de
Fernando Laborda
 
Fibercorp
E N L A C E S