20.9.2017
Inicio | Institucional | Artículos | Entrevistas | Libros | Podcast | Publicidad | Videos
  Artículos
Liberen a Leopoldo López
Por Patricio Navia
Twitter: @patricionavia
30 de enero de 2015
Patricio Navia
(Buenos Aires Herald) Aunque Maduro quería convertir a López en líder de la oposición y proyectar una sombra sobre Capriles, el movimiento se ha convertido en una prueba para las credenciales democráticas de Maduro. El hecho de que él insiste en mantener al líder de la oposición tras las rejas pone en entredicho sus valores. Las organizaciones independientes de derechos humanos han pedido al gobierno la liberación de López. La oposición ha utilizado con éxito su detención como evidencia y un medio para desafiar el compromiso de Maduro para con los valores democráticos.
 
 

(Buenos Aires Herald) La campaña internacional para presionar al Presidente Nicolás Maduro de Venezuela para que libere al líder opositor Leopoldo López está ganando impulso a medida que el gobierno se enfrenta a la tormenta económica que se viene.

Aunque en el pasado Maduro ha dado muchas oportunidades a sus críticos para cuestionar sus valores democráticos, el Presidente de Venezuela tiene ahora una oportunidad única para demostrar que abraza esos valores democráticos básicos.

Desde que ganó las elecciones presidenciales del 2013 — que se llevaron a cabo un mes después de la muerte de Hugo Chávez — Maduro ha presidido un país en crisis. Como resultado de políticas económicas mal concebidas, la economía venezolana está en una profunda crisis estructural. La caída del precio del petróleo ha empeorado las cosas para un gobierno cuyo gasto social depende fuertemente de los beneficios generados por el petróleo estatal de PDVSA.

Maduro no tiene el mismo atractivo popular que Chávez. Mientras que el fallecido Presidente fue capaz de mantener a la gente detrás de él cuando los tiempos se pusieron difíciles, el líder actual sólo ha visto la caída de su popularidad tanto como se eleva la inflación que esta fuera de control y el gobierno implementa políticas económicas fallidas para intentar frenar la escasez de alimentos que combate la economía. Con el hundimiento de los precios del petróleo, la situación ha empeorado aún más. Recientemente, en un discurso televisado, Maduro admitió que es probable que el precio del barril de petróleo no vuelva a pasar la barrera de 100 dólares, pero aseguró a sus compatriotas que "Dios proveerá."

Desde que asumió como Presidente, la oposición ha cuestionado su legitimidad. El gobierno ha respondido acusando a la oposición de subversión y terrorismo. Uno de los líderes más radicales de la oposición es Leopoldo López. Ex aliado de Capriles, López alcanzó notoriedad cuando los moderados lograron forzar a Maduro a que aceptara un recuento de los votos de las elecciones presidenciales de 2013. Calculando que la radicalización de la oposición podría debilitar el apoyo popular a sus adversarios, Maduro aprovechó la oportunidad para que López se convierta en el líder de la oposición y desplazar a Capriles, el hombre que casi lo derrotó en 2013.

No dio resultado

La apuesta no dio resultado. Muchos venezolanos sienten que, al perseguir a la oposición, Maduro está tratando de desviar la atención de los problemas económicos. Otros que no apoyaban la estrategia de la oposición radical de López también rechazan la decisión del gobierno de ponerlo tras las rejas. Al darse cuenta de que los costos de tenerlo tras las rejas es mayor que los beneficios, hace unas semanas Maduro le ofreció a Estados Unidos que liberaría a Leopoldo López a cambio de prisioneros políticos puertorriqueños que cumplen condena en Estados Unidos.

Debido a que la oferta tácitamente aceptaba que Maduro tenía el poder para liberar a López — contrariamente a lo que la posición oficial sostenía de que estaba en la cárcel debido a una decisión independiente del poder judicial - Estados Unidos renovó la presión sobre Maduro para liberar a López. Recientemente, los ex presidentes Andrés Pastrana de Colombia, Felipe Calderón de México y Sebastián Piñera de Chile viajaron a Venezuela para mostrar su solidaridad con la oposición. Pastrana y Piñera también infructuosamente intentaron visitar a López en la cárcel.

El Presidente Maduro acusó a los tres ex presidentes de apoyar a un grupo político que quiere derrocarlo mediante un golpe de estado. Aunque los tres ex presidentes son de centro-derecha, también son demócratas comprometidos. La acusación de Maduro es infundada, pero corresponde a la línea oficial que busca etiquetar a la oposición como antidemocrática, debido a que no aceptaba su victoria en las elecciones presidenciales de 2013.

Aunque Maduro quería convertir a López en líder de la oposición y proyectar una sombra sobre Capriles, el movimiento se ha convertido en una prueba para las credenciales democráticas de Maduro. El hecho de que él insiste en mantener al líder de la oposición tras las rejas pone en entredicho sus valores. Las organizaciones independientes de derechos humanos han pedido al gobierno la liberación de López. La oposición ha utilizado con éxito su detención como evidencia y un medio para desafiar el compromiso de Maduro para con los valores democráticos.

Incluso si uno acepta que Maduro ganó las elecciones y López está fuera de lugar por desafiar su legitimidad, la obsesión del gobierno para con López es injustificada. Los líderes demócratas no ponen tras las rejas a sus opositores políticos (aunque sus oponentes se comporten antidemocráticamente). Ya que está pasando el momento más difícil en su gobierno, el Presidente Maduro tiene una oportunidad única para demostrar al mundo que abraza los valores democráticos.

Liberando a Leopoldo López, Maduro sin duda fortalecerá a un líder de la oposición, pero también reafirmará sus propias credenciales como demócrata y consolidará su posición en la búsqueda por introducir reformas para sacar a la economía de su profunda crisis.

Este artículo fue originalmente publicado en The Buenos Aires Herald el 27 de enero de 2015.
Traducción de Wanda A. Di Rosa y Hernán Alberro.

Twitter: @patricionavia
Acerca del autor
Patricio Navia
Patricio Navia
Doctor en ciencias políticas (New York University). Anteriormente obtuvo un master en la misma disciplina de la Universidad de Chicago y una licenciatura en ciencias políticas y sociología de la Universidad de Illinois. Es master teacher of global studies en el General Studies Program y profesor adjunto del Centro de Estudios Latinoamericanos y del Caribe de New York University. En Chile, es profesor de ciencias políticas en el Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad Diego Portales. Es autor de varios libros, entre ellos el best seller “Las grandes alamedas. El Chile post Pinochet” (Mondadori, 2004).
Twitter: @patricionavia
[Ver todos los artículos del autor]
 
 Videos  El blog de Hugo E. Grimaldi
  Podcast Política Argentina
Fernando Laborda
Pese al caso Maldonado, las encuestas favorecen a Cambiemos
Por Fernando Laborda
Editorialista, diario La Nación

Archivo en mp3
El Podcast de Fernando Laborda en RSS
Auspician la columna de
Fernando Laborda
 
Gobierno de la Pcia de Buenos Aires
Colegio de Escribanos
Fibercorp
E N L A C E S