23.9.2017
Inicio | Institucional | Artículos | Entrevistas | Libros | Podcast | Publicidad | Videos
  Artículos
Los medios, como siempre
Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
1 de septiembre de 2016
Carlos Fara
(7 Miradas) Las advertencias negativas sobre los medios siempre aparecen en situaciones de crisis, nunca con el éxtasis del triunfo. El día que se hizo un gran anuncio, que copó todos los titulares, que logra alta aceptación en la opinión pública y se lo comenta en la cena familiar, seguro que nadie dice: «No lean los diarios. Esa información deprime y contamina».
 
 

(7 Miradas) El jefe de gabinete pidió: “No lean los diarios. Esa información deprime y contamina” (según la columna de Marcelo Bonelli del viernes 26 de agosto).

Curiosa coincidencia: lo mismo le decían Néstor y Cristina a sus funcionarios. El autor de esta nota fue testigo cuando un alto funcionario K le decía a su equipo: “Muchachos, si no saben interpretar lo que dicen Clarín y La Nación, mejor no lo lean. No se confundan”.

Los medios. Siempre los medios.

Mal de muchos, consuelo de tontos: no es solo un problema para el kirchnerismo, es un problema para todo el espectro político. No es solo un problema argentino, es mundial.

Por qué? Existen varias hipótesis, desde las más grandilocuentes, hasta las más ingenuas:

1.      Los medios determinan la conformación de la opinión pública.

2.      La mayoría se deja llevar por lo que dicen los medios.

3.      Lo que dicen los diarios solo lo consume el círculo rojo.

4.      La gente elige según los mensajes en internet que dan los políticos.

Si bien esta nota no es un tratado sobre la influencia de los medios de comunicación en la formación de la opinión de los ciudadanos, empecemos por decir que ninguna de las 4 hipótesis es 100 % verdadera o falsa, como para atar una estrategia de comunicación a un solo punto y pensar que los otros no son importantes. Toda estrategia requiere un cuidadoso mix de herramientas.

La recomendación de no leer diarios tiene sus complejidades por varias razones:

1.      Cuando se está en el mundo de la política y las decisiones empresariales, se forma parte del círculo rojo. No existen los máximos decisores por un lado, y el círculo super informado por el otro.

2.      Como ya se forma parte del círculo rojo (se quiera o no), sucede algo paradójico: es cierto que se produce una burbuja, un microclima especial que aísla, pero al mismo tiempo si no se está adentro no se pueden calibrar sus percepciones sobre la actualidad, y así poder cambiarlas, o utilizarlas a favor.

3.      Si no se manejan los códigos de una subcultura, no se puede interactuar productivamente con ella. Para mejorar el estilo de un nadador hay meterse en el agua.

Este tipo de advertencias negativas sobre los medios siempre aparecen en situaciones de crisis, nunca con el éxtasis del triunfo. El día que se hizo un gran anuncio, que copó todos los titulares, que logra alta aceptación en la opinión pública y se lo comenta en la cena familiar, seguro que nadie dice: “No lean los diarios. Esa información deprime y contamina”. Por lo que si vale en la agonía, pero no vale en el éxtasis, es porque hay una visión distorsionada, presa de los lógicos y humanos cambiantes estados de ánimo.

Nada que no se pueda solucionar con un proceso de serena reflexión y recordar al poema de Kipling: “si puedes encontrarte con el triunfo y el fracaso, y tratar a estos dos impostores de la misma manera …”.

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina)

Twitter: @carlosfara
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Consultor político.
Twitter: @carlosfara
[Ver todos los artículos del autor]
 
 Videos  El blog de Hugo E. Grimaldi
  Podcast Política Argentina
Fernando Laborda
Cristina Kirchner, la más mencionada en las redes sociales
Por Fernando Laborda
Editorialista, diario La Nación

Archivo en mp3
El Podcast de Fernando Laborda en RSS
Auspician la columna de
Fernando Laborda
 
Gobierno de la Pcia de Buenos Aires
Colegio de Escribanos
Fibercorp
E N L A C E S