26.9.2017
Inicio | Institucional | Artículos | Entrevistas | Libros | Podcast | Publicidad | Videos
  Artículos
¿Y las redes?
Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
3 de mayo de 2017
Carlos Fara
(7 Miradas) A estas alturas está claro que en la galaxia internet es difícil de afirmar cuál es el medio dominante, ya que los medios tradicionales conviven ahí, adaptados a los nuevos formatos. Por lo tanto, las redes no son la panacea que permite establecer un diálogo con los ciudadanos: son medio alternativo creciente, profundamente segmentado, en donde los algoritmos de las empresas mandan, y no la libre e igualitaria circulación de ideas.
 
 

(7 Miradas) El apoyo al gobierno es mayor en los mayores de 40 años, y sobre todo en los que superan los 60 años. Este dato fue recogido por un artículo del diario La Nación el domingo 30 de abril, y es coincidente entre las distintas consultoras que miden opinión.

Por un lado, las hipótesis sobre las razones son interesantes: la socialización política que implicó el kirchnerismo en los menores de 30, la apelación a una lógica más conservadora, un estilo de comunicación más formal y menos irreverente, quizá demasiado manufacturado y menos fresco, una economía que no arranca tiene impacto sobre todo en los jóvenes.

Por otro lado, está la cuestión respecto a las consecuencias que eso tiene para la comunicación del gobierno. Si las redes sociales / internet son más utilizados por los más jóvenes (donde su uso es prácticamente universal) ¿acaso es que el gobierno está utilizando mal las redes? O es que un uso profesional de las redes no garantiza la llegada al target más complejo de involucrar en la política?

Lo cierto es que el oficialismo está tomando nota de este fenómeno. Más allá de lo que aparezca públicamente, está haciendo una apuesta mayor a la presencia territorial, al contacto directo (vía timbreos, por ejemplo), y está mostrando una mayor preocupación por los medios masivos tradicionales.

Hay una distancia de la teoría a la práctica que el gobierno está recorriendo. Como aconsejaba el padre de la consultoría política Joe Napolitan, se trata de “dominar el medio dominante”. A estas alturas está claro que en la galaxia internet es difícil de afirmar cuál es el medio dominante, ya que los medios tradicionales conviven ahí, adaptados a los nuevos formatos. Por lo tanto, las redes no son la panacea que permite establecer un diálogo con los ciudadanos: son medio alternativo creciente, profundamente segmentado, en donde los algoritmos de las empresas mandan, y no la libre e igualitaria circulación de ideas.

A la larga, “percepción de realidad cotidiana mata estrategia de comunicación”. Inflación es inflación, falta de trabajo es falta de trabajo, inseguridad es inseguridad. Si alguien sale a la calle y tiene un bache por meses en la puerta de su casa, será difícil que alguien lo convenza que el intendente está haciendo un gran trabajo. Por eso la incidencia de los medios –los tradicionales y los nuevos- tiene cierta relatividad en la formación de la opinión pública, por mucho profesionalismo que se posea al manejarlos.

Volviendo al comienzo, si el gobierno está cosechando más apoyo al superar los 40 años y sobre todo los 60, es porque su cosmovisión, su estilo y el contenido de sus políticas están satisfaciendo simbólicamente más a dichos segmentos de edad. Podríamos decir entonces que el fenómeno político más nuevo está conformando mejor a los “menos nuevos” del electorado.

Todos estamos aprendiendo todo el tiempo porque “la vida te da sorpresas”…

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina)

Twitter: @carlosfara
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Consultor político.
Twitter: @carlosfara
[Ver todos los artículos del autor]
 
 Videos  El blog de Hugo E. Grimaldi
  Podcast Política Argentina
Fernando Laborda
Cristina Kirchner, la más mencionada en las redes sociales
Por Fernando Laborda
Editorialista, diario La Nación

Archivo en mp3
El Podcast de Fernando Laborda en RSS
Auspician la columna de
Fernando Laborda
 
Gobierno de la Pcia de Buenos Aires
Colegio de Escribanos
Fibercorp
E N L A C E S