23.5.2018
 Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara
Cambiemos 2019
Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
24 de agosto de 2017
(7 Miradas) Ya comenzaron los cálculos respecto a octubre, pero luego de registrarse ciertos comportamientos inesperados nadie arriesga pronósticos fácilmente. Sobre todo si, como sucedió en 2015, van a votar 2.800.000 ciudadanos más que en las PASO (casi un 9 % más). Eso siempre abre una ventana a la dimensión desconocida, en donde hay que quemar los libros y empezar a escribirlos desde cero.
 

(7 Miradas) Una vez que ha bajado la polvareda del domingo 13, empiezan a aflorar conclusiones políticas más allá y más acá de los números (y cuando todavía no se sabe quién ganó en la PBA, aunque todo el mundo calcula una luz de ventaja para Cristina).

El efecto de la consolidación de Cambiemos a nivel nacional ha dejado sorprendidos a propios y extraños. La conclusión más habitual que se escucha en el círculo rojo es: las PASO prefiguran octubre, y octubre prefigura 2019. Ergo, el mundo politizado y de poder empezó a sacar la cuenta de un Cambiemos de 8 años. Lo cual produciría 2 fenómenos inéditos: 1) que un gobierno no peronista termine su mandato constitucional post 1945, y 2) que además sea un proceso de 8 años (Alfonsín fue el más largo con 5 años y medio). Si eso sucede, es evidente que estaremos comenzando a experimentar cambios estructurales en la política argentina y en la opinión pública.

Volviendo al día de la elección se rastrillan observaciones de los baqueanos electorales, profundos conocedores del territorio, les llama la atención algunas cosas:

Con todos esos elementos de todos modos los votos aparecieron en cantidad, lo cual abona la teoría de la ola nacional. Cuando algunos se preguntaban si podía haber voto oculto para Cristina, da la impresión que lo tenía Cambiemos en varios lados.

Sin embargo, también les llama la atención a los baqueanos el buen desempeño de los candidatos oficialistas en algunos distritos que son considerados feudos, y donde Cambiemos es opositor, como Misiones y Santiago del Estero. Ahí las teorías conspirativas afloran por doquier.

Como en los aspectos relativos a los cálculos políticos que requieren aportes científicos el núcleo macrista es muy cauteloso y profesional, vale decir que no se vanaglorian con el resultado electoral de las PASO, sino que se sienten alentados y saben que falta un trecho largo para pensar en objetivos más ambiciosos. Luego de 12 años de kirchnerismo son poco afectos a desbordes emotivos y futuristas.

Ya comenzaron los cálculos respecto a octubre, pero luego de registrarse ciertos comportamientos inesperados nadie arriesga pronósticos fácilmente. Sobre todo si, como sucedió en 2015, van a votar 2.800.000 ciudadanos más que en las PASO (casi un 9 % más).

Eso siempre abre una ventana a la dimensión desconocida, en donde hay que quemar los libros y empezar a escribirlos desde cero.

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina)

Twitter: @carlosfara
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara
[Ver todos los artículos del autor]