23.5.2018
 Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara
¿Como se llama la obra?
Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
31 de enero de 2018
(7 Miradas) Hizo bien el gobierno en sostenerlo a Triaca? No es ahora peor el remedio que la enfermedad? Deberían haber funcionado las alertas en el tablero de control (que parece ser de gestión y no político, como pasó con el affaire del Correo)? Sigue pendiente la respuesta al título: cómo se llama la obra?
 

(7 Miradas) 

Acto 1: el gobierno tiene problemas para aprobar la reforma previsional.

Acto 2: el gobierno decide una serie de medidas de ajuste de tarifas de servicios.

Acto 3: se advierte que la economía empezó a amesetarse en noviembre.

Acto 4: el índice de inflación de diciembre supera al esperado.

Acto 5: las encuestas registran una caída importante en la aprobación del gobierno.

Acto 6: el gobierno modifica el objetivo inflacionario para 2018.

Acto 7: el Banco Central modifica su política de tasas de referencia.

Acto 8: el peso se devalúa llegando el dólar a los 20 pesos.

Acto 9: se produce el triple affaire Triaca.

Acto 10: el gobierno detecta una nueva caída en su imagen por dicho affair, sobre todo en su propio público.

Acto 11: el gobierno reduce cargos políticos y despide familiares de funcionarios.

Interrogante: el gobierno frenará así la caída de imagen?

Estos 11 actos, aunque son de naturaleza diferente, están enlazados entre sí y derivaron en la polémica medida de los familiares, y empujó a toda la clase política a tomar postura sobre el tema. La cuestión se ha convertido en un balde de agua fría para extraños, pero sobre todo para propios, ya que el presidente disparó la cuestión hacia las gobernaciones e intendencias. Ayer martes 30, en varios lugares del país, intendentes de Cambiemos estaban debatiendo con sus gabinetes qué hacer: dónde conseguir un nuevo secretario de gobierno o de seguridad –capaces, confiables y comprometidos- en lugares de menos de 30.000 habitantes… Muchos cuadros políticos del oficialismo fastidiados reflexionan por estas horas: “Por sus errores (los del gobierno nacional), ahora pagamos los platos rotos todos…”.

Dejando de lado el fondo del debate como siempre en esta columna (¿es correcta o no la medida sobre los familiares?), nunca es buena señal para la propia tropa verse envuelta en un cálculo político ajeno que los complica en sus situaciones de armado político. O como se dice habitualmente en la política: hacer negocio con la plata de otro.

Esto traerá un respiro para el gobierno nacional? En parte. Las medidas de austeridad están destinadas sobre todo a recuperar legitimidad en el propio voto de Cambiemos, más sensible al discurso de la transparencia y la institucionalidad (banderas valorativas claves del oficialismo). Ya se sabe que no es tanto el ahorro que se produce, sino más un gesto simbólico de un gobierno que está predicando como mantra bajar el déficit fiscal. La mayoría no se opondrá desde ya, sino lo contrario. Sin embargo, la realidad es dinámica.

Los próximos meses no serán alentadores para el gobierno dado que la reactivación se ha tomado un respiro, y sobre todo porque le espera un primer cuatrimestre con una inflación superior a la que se venía produciendo. Y además existe presión para que las paritarias no superen el 15 %.

Hizo bien el gobierno en sostenerlo a Triaca? No es ahora peor el remedio que la enfermedad? Deberían haber funcionado las alertas en el tablero de control (que parece ser de gestión y no político, como pasó con el affaire del Correo)?

Sigue pendiente la respuesta al título: cómo se llama la obra?

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina)

Twitter: @carlosfara
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara
[Ver todos los artículos del autor]