El portal informativo de
 
Artículos / Derechos Humanos
Dolores Barón

La cultura punk de Venezuela: incautada y detenida

En Venezuela, que se encuentra en una situación crítica humanitaria, siguen ocurriendo muchos episodios de detenciones o represiones a la libertad de expresión, sin justificación alguna y que no pueden ocurrir más. Estos derechos son respaldados por la Declaración Universal de Derechos Humanos y, por si quedaban dudas, por la propia Constitución Bolivariana de Venezuela en su artículo 57

Por Dolores Barón
Twitter: @lolaa_baron
2 de octubre de 2019
 

Provea, una ONG independiente venezolana, denunció recientemente la arbitraria detención del trabajador gráfico José Mendoza. Fue detenido por la Policía Nacional Bolivariana (PNB) por trasladar contenido “subversivo” de Provea. Y no solo eso, también confiscaron el material de Provea. Todo esto por esta imagen:

La cultura punk de Venezuela: incautada y detenida

Esto ocurrió en el marco de la presentación del CD “Ministro: ¿Cuál es su trabajo? - un extraño tributo al punk venezolano” y del libro “Educación Anterior: una historia inconclusa del punk venezolano”. Las medidas tomadas por la policía fueron totalmente arbitrarias, no había un sustento  judicial o legal real. Simplemente por no concordar con el Presidente Nicolás Maduro.

La banda que presentaba este CD se trata de Agente Extraño, un grupo proveniente de Caracas. Nace en el 2010 y hoy día reversionaron en este nuevo álbum a bandas punk venezolanas de los ochenta y noventa. Incluye canciones de Sentimiento Muerto, En Contra, 4to Reich, entre otras. Decidieron lanzar el primer sencillo del disco el 15 de septiembre, por el Día de la Democracia, y se llama “Miraflores”.

En 2018, Provea registró 1113 violaciones a la libertad de expresión, tanto individuales como colectivas, por el simple hecho de manifestar una opinión. Por las redes, la ONG estuvo reclamando por la libertad de José Mendoza y, finalmente, gracias a todas las voces que se sumaron, quedó liberado. Casos como los de Mendoza hay muchos. Demasiados. Persecuciones políticas, detenciones injustas, represión, silenciamiento de voces. Lo que se está viviendo en Venezuela ya es inaceptable porque va en contra de todo lo que conforma al ser humano.

 

 

Aun así, en Venezuela, que se encuentra en una situación crítica humanitaria, siguen ocurriendo muchos episodios de detenciones o represiones a la libertad de expresión, sin justificación alguna y que no pueden ocurrir más. Estos derechos son respaldados por la Declaración Universal de Derechos Humanos y, por si quedaban dudas, por la propia Constitución Bolivariana de Venezuela en su artículo 57: “Toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, sus ideas u opiniones de viva voz, por escrito o mediante cualquier otra forma de expresión, y de hacer uso para ello de cualquier medio de comunicación y difusión, sin que pueda establecerse censura”. La imagen puede tener cualquier tipo de connotación, pero es parte de la cultura punk del país y una forma de arte. Y si hay algo que no puede ser silenciado bajo ningún concepto, es eso. 

 
Acerca del autor
Dolores Barón
Dolores Barón
Pasante de CADAL y estudiante de periodismo en la Universidad Del Salvador (USAL)
Twitter: @lolaa_baron