El portal informativo de
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara

Empalagoso sabor K

Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
3 de enero de 2006
 

El 2005 deja un completo sabor a K en el paladar. Desde el canje de deuda, hasta el desendeudamiento, pasando por el triunfo electoral en la provincia de Buenos Aires, todo fue a gusto y placer del presidente. La virtualidad se convirtió en realidad efectiva, como diría la marcha peronista: el apoyo mayor o menor que proyectaron las encuestas durante dos años, Kirchner las logró materializar en poder político contante y sonante.
La suerte acompañó y las apuestas salieron bien. Finalmente no hubo crisis energética, ni quedamos aislados del mundo, ni el crecimiento se frenó, aunque sí se desató bastante más inflación que la que afirman los índices oficiales. Algunos piqueteros se desbordaron de a ratos, pero nada de eso hizo temblar el andamiaje político del gobierno.

 

Esto no significa que no haya tenido problemas, empezando por algo que técnicamente ocurrió el año pasado –Cromañón- con las dudas respecto a si aparecía o no públicamente en esos días, o si apoyaba o no a Ibarra. No le sacó rédito a la cuestión, desde ya, pero al menos logró poner una cortina de acero para que la explosión no lo lastime.

 

La cuestión no es tanto el balance en sí, si no por qué no queda en la boca algún otro sabor que no sea el del presidente. La respuesta es que Kirchner no quiere, y tiene suficiente poder para que eso suceda. Es el gobierno del presidente, por el presidente, y para el presidente (una particular adaptación del concepto de democracia). El problema es que un solo sabor saturante, termina empalagando, y tarde o temprano el comensal prefiere ingerir algo que equilibre las sensaciones de las papilas gustativas: azúcar para sacar el ácido, o intercalar agua para volver a degustar el vino. Pero atención: si no lo propone el chef, el equilibrio lo terminará poniendo el gourmet.

 

 
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara