El portal informativo de
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara

Evo y las dos Bolivias

Los referéndums revocatorios seguramente devolverán una foto de un país claramente dividido en dos, pero donde las autonomías departamentales ya han alcanzado un consenso del 68% a nivel nacional, incluso en los lugares favorables a Evo Morales. La solución a semejante conflicto solo puede pasar por una gran concertación nacional.

Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
31 de mayo de 2008
 

Para la gran mayoría de los lectores que no siguen día a día la situación política de Bolivia, se necesita de una breve síntesis sobre lo que está sucediendo.

Resulta que nuestro vecino es un país unitario, donde la gente puede elegir a sus alcaldes solo desde 1986. En ese marco, la mayoría de los 9 departamentos (como las provincias en Argentina) reclaman un sistema de autonomía a la española, con elección de sus propias autoridades, poseer un legislativo que dicte leyes, crear sus propios impuestos, manejar sus recursos financieros, etc. En ningún momento se planteó una separación del país: no  la quieren ni la inmensa mayoría de la sociedad, ni los dirigentes.

Este reclamo de autonomía se estableció con más fuerza en el oriente del país, rico en producción agropecuaria e hidrocarburos. En 2006 se votó para conformar una asamblea constituyente para reformar la Constitución, y se refrendó en cada departamento la posibilidad de ser autónomo (Morales hizo campaña en contra de las autonomías). Luego de más de un año de no dictar un solo artículo y con una serie de trámites irregulares, la Asamblea se trasladó de Sucre –donde por ley debía sesionar- a Oruro, y sin permitir la presencia de la oposición, la cual rechaza todo lo actuado, se aprobó el proyecto de constitución del oficialismo.

En ese contexto, los 4 departamentos donde ganó el sí a la autonomía, decidieron dictar sus propios estatutos, los cuales el gobierno de Evo Morales desconoce por considerarlos ilegales. El primer referéndum se produjo en Santa Cruz de la Sierra el 4 de mayo pasado, donde triunfó la aprobación con el 85 % de los votos. El 1 de junio se producirán los comicios en Beni y Pando, y el 22 de junio en Tarija. Las proyecciones de aprobación en todos los casos superan el 70 %, pese a la intensa publicidad del gobierno promoviendo la abstención y deslegitimando los procesos. Como contraataque, el gobierno viene reduciendo el dinero que le corresponden por coparticipación y regalías a los departamentos, con distintos argumentos.

Para concluir este veloz racconto, hace dos semanas el Congreso aprobó una ley por la cual se llama a referéndums revocatorios del presidente y vice, y los prefectos (como gobernadores) de 8 departamentos, los cuales fueron elegidos por primera vez por el voto popular en 2005, junto con la elección presidencial.

El gobierno llamó a un diálogo, una vez más, en esta oportunidad a los partidos políticos. Su propuesta sistemática es compatibilizar el texto constitucional aprobado en Oruro con los estatutos autonómicos de los 4 departamentos, situación que rechaza todo el arco opositor: el principal partido –Podemos- que controla el senado, y 6 de de los 9 prefectos.

Los referéndums revocatorios seguramente devolverán una foto de un país claramente dividido en dos, pero donde las autonomías departamentales ya han alcanzado un consenso del 68% a nivel nacional, incluso en los lugares favorables a Evo Morales. La solución a semejante conflicto solo puede pasar por una gran concertación nacional donde estén sentados todos los actores políticos y el proceso constituyente vuelva a fojas cero.

Fuente: Diario Perfil, sábado 31 de mayo de 2008.

 

 
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara