Artículos / Opinión
Camden Luxford

Gobierno electrónico en América Latina: ¿Una falta de innovación gubernamental?

(Análisis Latino) América Latina, con un promedio regional de 0.5201 se coloca por encima del promedio mundial (0.4882) y mejoró en un 13.5% entre 2010 y 2012. El gran desafío de la región entera es la cobertura de las telecomunicaciones, en cuyo indicador se encuentra por debajo del promedio mundial con un puntaje de 0.2188 (el promedio mundial es 0.3245). En términos de capital humano y servicios prestados, América Latina está ligeramente por encima del promedio mundial. Chile tiene el mejor desempeño y se ubica en el 39° lugar con un puntaje de 0.6769.

Por Camden Luxford
10 de julio de 2012
 

(Análisis Latino) Sería curioso que una empresa no se aprovechara de los extraordinarios avances tecnológicos de los últimos años. Una curiosidad no muy perdurable, claro, porque es dudoso que tal empresa sobreviva mucho tiempo en la dura competencia del mercado. Para los empresarios de hoy la pregunta es no si deben innovar, sino cómo. En cambio, de las posibilidades de innovación de los gobiernos, que se supone que ofrecen algunos de los bienes y servicios más fundamentales al bienestar de la ciudadanía, casi no se habla.

El informe de la ONU, “E-gobierno para el Pueblo” ofrece un nuevo indicador que mide “la capacidad y la voluntad de administraciones nacionales de usar la tecnología informática y comunicativa para prestar servicios públicos”. En un ámbito en que crecen las voces que reclaman más transparencia y control social, el uso de métodos de “e-gobierno” es una alternativa eficiente y efectiva de aumentar la responsabilidad y sustentabilidad del sector público, mientras que lleva al aumento de la inclusión y la participación social.

Se realizó un estudio de las páginas web gubernamentales de 190 países, analizando su contenido y su accesibilidad del punto de vista de un ciudadano de a pie, es decir, la información tiene que estar a la vista y no escondida en un remoto rincón del sitio web. Los resultados de este exhaustivo estudio se combinaron con dos indicadores más: el primero, la cobertura de las telecomunicaciones en el país y el segundo, el capital humano, basado en la alfabetización adulta y la matriculación escolar y universitaria. Estos dos últimos indicadores son cruciales porque expresan la capacidad del pueblo de participar en la sociedad informática, sin lo cual la mejor página web del mundo no sirve para mucho.

Corea del Sur ocupa el primer lugar, con un puntaje de 0.9283. Le siguen Holanda (0.9125), el Reino Unido (0.8960), y Dinamarca (0.8889); mientras que Estados Unidos es el primer país grande en aparecer, colocándose en el quinto lugar (0.8687). Francia (0.8635), Suecia (0.8599), Noruega (0.8593) y Finlandia (0.8505) vienen después, con Singapur en el décimo lugar (0.8474).

Se notará que los países líderes son generalmente chicos y ricos, de modo que sus desafíos en aplicar la tecnología de vanguardia son menores. Sin embargo pueden servir de modelos. Corea, por ejemplo, ha desarrollado un portal muy integrado, en el cual los ciudadanos pueden encontrar casi todo lo que necesitan en nivel nacional y local. La herramienta de búsqueda es poderosa y, además, el portal se puede adaptar según la edad, el género y los intereses del ciudadano. Se han desarrollado aplicaciones móviles incluyendo algunas de e-aprendizaje para estudiantes. Un portal asociado de trabajo no ofrece sólo una lista de puestos vacantes, sino información sobre la legislación laboral relevante.

Otro ejemplo – disponible en español – es el de Estados Unidos. Según la ONU, el portal gubernamental demuestra las “buenas prácticas”: es fácil de navegar y muy integrado. Del mismo país, el “311” de servicios de Nueva York facilita el seguimiento ciudadano de pedidos de servicio, aumentando la transparencia y responsabilidad del sector público.

América Latina, con un promedio regional de 0.5201 se coloca por encima del promedio mundial (0.4882) y mejoró en un 13.5% entre 2010 y 2012. El gran desafío de la región entera es la cobertura de las telecomunicaciones, en cuyo indicador se encuentra por debajo del promedio mundial con un puntaje de 0.2188 (el promedio mundial es 0.3245). En términos de capital humano y servicios prestados, América Latina está ligeramente por encima del promedio mundial.

Chile tiene el mejor desempeño y se ubica en el 39° lugar con un puntaje de 0.6769. De servicios prestados recibe el puntaje 0.7516 y es el segundo de la región en este subíndice, tras Colombia.

Precisamente Colombia (0.6572) se coloca globalmente en el 43° lugar y, como se mencionó, lidera la región en el índice de servicios prestados, con un puntaje de 0.8431 que le sitúa muy por encima de su rival más cercano, Chile. En el informe se subraya el fuerte enfoque en la participación ciudadana con el que se desarrolló el portal gubernamental, donde los ciudadanos tienen acceso a herramientas tales como foros, blogs y encuestas en línea, más el uso integrado de redes sociales como Facebook, Twitter, YouTube y Flickr.

Uruguay (0.5315) ocupa el 50° puesto a nivel mundial y encabeza el índice regional de cobertura (0.4442). Además, se coloca en tercer lugar en el índice regional de capital humano (0.9013).

México (0.624) se coloca en el 4° puesto en América Latina y el 55° lugar global. Su fortaleza es la prestación de servicios, en cuyo índice ocupa el 3° puesto dentro de la región. Su portal gubernamental es sencillo y limpio, basado en la poderosa herramienta de búsqueda de Google.

Argentina (0.6228) le viene pisando los talones a México, en el 56° puesto. Tiene buen capital humano, segundo en la región seguido por Cuba, con un puntaje de 0.9038, además de un buen resultado en la cobertura: tercero en la región con un puntaje de 0.4352.

Brasil (0.6166) se coloca en el 59° puesto; Panamá (0.5733) se ubica en el 66°, rescatada de la mediocridad por un buen nivel de cobertura, segundo de la región con un puntaje de 0.4408.

Venezuela (0.5585, 71°), El Salvador (0.5513, 74°) y Costa Rica (0.5397, 77°) también perciben puntajes más altos del promedio mundial, y los demás países latinoamericanos siguen atrasados en este aspecto.

Cuba (0.4488, 110°) presenta un caso muy curioso: con altísimos niveles de capital humano (0.9684, el más alto de la región), sus educadísimos ciudadanos no pueden aplicar este conocimiento, con los peores niveles de la región en servicios gubernamentales prestados en línea (0.3072) y en cobertura de las telecomunicaciones (¡0.0709!).

Guatemala (0.439, 112°) demuestra el peor nivel de capital humano de la región, con un puntaje de 0.6284. Honduras (0.4341, 117°), es el tercer peor tanto en capital humano (0.706) como en servicios prestados (0.3791), y Nicaragua (0.3621, 130°) viene en el penúltimo lugar en los tres indicadores: servicios prestados (0.3137), cobertura (0.1194) y capital humano (0.6533).

Esta falta de innovación en la prestación de servicios básicos perjudica a los ciudadanos. El informe de la ONU, al llamar la atención a las debilidades y fortalezas de los gobiernos relativos a sus “competidores”, da un pequeñito pero valioso incentivo a las administraciones nacionales a facilitar el acceso de sus ciudadanos a los servicios que se supone que se prestan.