El portal informativo de
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara

¿A que le esta diciendo «no» la gente?

(7 Miradas) Como ya sucedió en otros países –típicamente Perú donde no hay reelección- quizá CFK suba por el reconocimiento a lo que hizo teniendo en cuenta que no podrá quedarse, y así realizar un balance más desapasionado. Tanto Toledo como Alan Garcia experimentaron sus mejores niveles de aprobación de gestión hacia el último año cuando se tomaba conciencia de que se iban a su casa.

Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
3 de octubre de 2013
 

(7 Miradas) ¿Cómo puede ser? ¿CFK sube y Massa también? ¿De qué se trata este juego?

El gobierno de CFK mejora algo su imagen, se incrementa el optimismo sobre el país, y al mismo tiempo se expande notablemente la ventaja que Massa tiene sobre Insaurralde (16 puntos a nivel provincial en una muestra concluida el 25 de septiembre).

Observemos algunos indicadores bonaerenses:

La aprobación de la gestión presidencial pasó del 49 % en julio al 51 % ahora;

Quienes pensaban que el país iba por el buen camino eran el 39 % en julio y ahora son el 45 %;

El optimismo sobre la situación personal pasó del 62 al 74 %;

La evaluación positiva de la última década creció del 56 al 60 %;

La imagen negativa personal de CFK bajó del 33 al 29 %;

Los decepcionados con las medidas que tomó Cristina desde que asumió por segunda vez descendieron del 50 al 32 %;

El 40 % evalúa positivamente las medidas que ha tomado desde la elección de agosto (las PASO);

Pese a todo eso los que están de acuerdo con reformar la constitución nacional para permitir la reelección bajaron del 30 al 25 %.

Si ella mejora ¿no debería mejorar también su candidato en la provincia? Qué es lo que sucede? Una hipótesis es que la gente le está diciendo a Cristina que no quiere su reelección, ni la continuidad de su proyecto, pero sí que termine de la mejor manera posible (como pidió Scioli hace un mes). En otras palabras: “estamos cansados de muchas cosas, pero queremos que termine su gobierno (no queremos otra crisis) y que se ponga las pilas con lo que tiene que hacer”. Errada estaría la presidenta si quisiese entender esta recuperación como un aval al rumbo que ha tomado en los últimos 24 meses.

Como ya sucedió en otros países –típicamente Perú donde no hay reelección- quizá CFK suba por el reconocimiento a lo que hizo teniendo en cuenta que no podrá quedarse, y así realizar un balance más desapasionado. Tanto Toledo como Alan Garcia experimentaron sus mejores niveles de aprobación de gestión hacia el último año cuando se tomaba conciencia de que se iban a su casa.

¿Puede influir en la tendencia electoral esta recuperación de CFK? Sí. Aún quedan 3 semanas. Un mes antes de las PASO la diferencia rondaba los 13 puntos. Es lógico que primero crezca la gestión para que luego esto tenga efecto sobre el voto. El electorado sigue tan frío como a esta altura respecto al comicio anterior. De modo que lo mejor para Insaurralde todavía estaría por venir. El kirchnerismo mantendrá al menos el piso del 11 de agosto y podría subir un par de puntos más. La diferencia ahora depende de cuántos votos pierda De Narváez.

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina)

 
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara