El portal informativo de
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara

Vudú

(7 Miradas) ¿Cómo está Boudou en la gente? Definitivamente es el dirigente político argentino con peor imagen. El cénit de su imagen positiva lo logró en el mismo momento que juraba como vicepresidente (39%). A partir de ahí comenzó una sistemática caída que lo lleva ahora a tener solo el 10% de popularidad, al mismo tiempo que cosecha 7 opiniones negativas por cada una favorable.

Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
12 de junio de 2014
 

(7 Miradas) El vicepresidente fue a declarar. Veremos cómo marcha el procedimiento judicial. Las preguntas para la política son otras. ¿Cómo ve la opinión pública al vice? ¿Esto le trae costos al gobierno? ¿Se favorece la imagen de la justicia?

1) ¿Cómo está Boudou en la gente? Definitivamente es el dirigente político argentino con peor imagen. El cénit de su imagen positiva lo logró en el mismo momento que juraba como vicepresidente (39%). A partir de ahí comenzó una sistemática caída que lo lleva ahora a tener solo el 10% de popularidad, al mismo tiempo que cosecha 7 opiniones negativas por cada una favorable.

Respecto a la presunción de culpabilidad, en mayo de 2012 (luego de aquella intempestiva conferencia de prensa en el Senado), el 57% creía que era culpable, y exactamente 2 años después dicho indicador creció hasta el 68%. En ese mismo lapso de tiempo, los que no tenían opinión formada eran el 28% y ahora son el 18%, lo cual significa que todos los que fueron definiendo su percepción, ha sido para convencerse de que el vicepresidente está involucrado.

2) ¿Esto le trae costos al gobierno? En los últimos 3 años se han ido desatando sospechas de corrupción en varias áreas del gobierno nacional (trenes, Schocklender, Boudou, etc.). La presunción de que existe tanto cohecho como en el época de Menem es alta. Por lo tanto, “que le hace una mancha más al tigre”.

Esto se combina con que el tema corrupción es mencionado como uno de los problemas más importantes por no más del 7% en el último año. Contribuye a esto la fuerte preocupación por lo económico que desplaza la mirada.

Por otro lado, el voto duro del oficialismo difícilmente se desgrane por un eventual procesamiento de Amado Boudou.

3) ¿Se favorece la imagen de la justicia? Más allá de alguna figura puntual, la imagen de la justicia es muy negativa, sobre todo porque está muy ligada a su efectividad en el tema inseguridad. No es por la actuación destacada de algún juez en la investigación de la corrupción que esto se va a modificar (en un país donde el pavor por el delito es 10 veces más relevante que al cohecho). Eso hace que la imagen de la Corte Suprema sea más bien regular.

El vicepresidente está en un berenjenal hace mucho tiempo. Las dudas que caben no tienen tanto que ver con el peso político de su figura (nulo a esta altura), ni con el costo en votos de un eventual procesamiento, sino con algunos detalles de cómo Boudou se habría metido de lleno en este caso. Pero esa es otra historia.

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina) http://www.7miradas.com/?p=19008

 
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara