El portal informativo de
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara

Decisiones estrategicas

(7 Miradas) Se equivoca el que piensa que en política es todo látigo y dinero. Nadie conduce durante tanto tiempo efectivamente solo con la lapicera y la chequera. Para el discurso está bien, pero la realidad es más compleja. A esta disyuntiva se enfrentan CFK y Macri. Ambos pueden seguir liderando sus espacios en función de una multiplicidad de detalles que definan de acá al sábado a la noche.

Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
19 de junio de 2015
 

(7 Miradas) En elecciones ejecutivas la gente vota liderazgos y poder. Por eso, las definiciones de estas horas no son solo importantes desde el punto de vista electoral, sino también de la construcción de poder (que a la corta o a la larga trae votos).

Si un liderazgo quiere perdurar en el tiempo necesita manejar diversos tipos de resortes que no sean solo formales. La autoridad formal sin ascendente sobre los actores no sirve. Implica entonces poder manejar un sinfín de mecanismos psicológicos, emocionales, de intereses y ambiciones. Y por supuesto materiales.

Sin embargo, se equivoca el que piensa que en política es todo látigo y dinero. Nadie conduce durante tanto tiempo efectivamente solo con la lapicera y la chequera. Para el discurso está bien, pero la realidad es más compleja. ¿Cómo hizo Perón 18 años en el exilio sin lapicera y sin recursos?

A esta disyuntiva se enfrentan CFK y Macri. Ambos pueden seguir liderando sus espacios en función de una multiplicidad de detalles que definan de acá al sábado a la noche. Ella seguro se va. El se verá facilitado si gana.

Decisión 1: Scioli – Zanini. Más allá del nombre, se cumplió la lógica. Cristina no podía dejar que el gobernador tomara una decisión política autónoma. Ella debía marcar la cancha y condicionar la línea sucesoria a toda costa, con alguien fiable personal, política, técnica e ideológicamente. Ella sale fortalecida. Scioli no, pero tampoco lo afecta electoralmente. Para el voto duro oficialista la decisión de CFK es palabra santa. Para el independiente que quiere al ex motonauta probablemente le sea indiferente. Lectura del mundo político: ella es líder y se consolida como tal, en el mejor momento de imagen de casi todo este segundo mandato.

Decisión 2: Vidal – Ritondo. A diferencia del FpV que posee un alto piso electoral asegurado en el distrito, el PRO debe calibrar muy bien el coctel necesario de convocatoria electoral e imagen de poder siendo el retador. Dos personas de la Capital, sin inserción territorial en la provincia, con dificultades de conocimiento, sin carisma, sin gestión ejecutiva, y de un mismo partido, luce una oferta con limitaciones para enfrentar al “monstruo en su cueva”. Daría la impresión que si va a ser la fórmula única de la coalición en el principal distrito del país tendría que expresar algo más integral (el radicalismo? el interior? gestión?). Contraargumento: la fórmula para gobernador no importa porque el que arrastra es Macri. Sí, pero hoy Macri no le gana a Scioli en provincia, y mucho menos si Massa decide seguir en carrera (debería desaparecer del todo, y la polarización tampoco resuelve el galimatías).

El juego cambió respecto a 3 meses atrás. El problema es que para resolver ciertas cuestiones solo quedan 72 horas.

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina)

 
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara