16.11.2018
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara
Jugar al contraataque
Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
18 de enero de 2018
(7 Miradas) El partido va a ser aburrido desde el punto de vista político hasta marzo, algo con lo que el gobierno se siente cómodo conceptualmente. Busca volver a recrear su ecosistema natural. Necesita volver a entornarse para encarar las malas noticias que vendrán del lado de la inflación.
 

(7 Miradas) El gobierno ya decidió bajar las sesiones extraordinarias. La reforma laboral va para largo. La agenda legislativa 2018 –la última a full pre 2019- quedará reducida por las trabas que se le pueden presentar al oficialismo. Así, el “reformismo permanente” está en riesgo.

Los cálculos políticos cambiaron a partir de la aprobación de la reforma previsional. El gobierno perdió el impulso que había ganado con la elección demasiado pronto. Lo que se gana en las urnas no necesariamente se transforma en poder. Parece que la política importa, además de las redes sociales.

A partir de esto:

  1. El gobierno: para la pelota y enfría el partido; reordena la tropa; saca conclusiones de los errores; trata de subsanar heridas internas; recalcula la estrategia política 2018.
  2. Los gobernadores: ya obtuvieron lo que necesitaban; ergo ya no tienen incentivo para ayudar al gobierno en su impronta reformista; saca conclusiones de los errores del gobierno durante la aprobación de la reforma previsional; repiensan su articulación; calculan que pueden seguir desgastando al gobierno sin costo.
  3. Las oposiciones peronistas en el Congreso: saben que lo más probable es que pierdan el campeonato (léase elección 2019); sacan conclusiones de los errores del gobierno en el Congreso; saben que no tienen equipo para pelear, pero creen que sí para sacar una derrota digna o forzar un partido de desempate (léase balotaje); repiensan su articulación y creen que es hora de ponerse en marcha para incrementar sus chances 2019.
  4. CFK: saca conclusiones de los errores del gobierno; sabe que no pierde votos por sus causas judiciales; juega a entretener a todos con el diálogo y la fantasía de una unidad, y un eventual renunciamiento suyo; el tiempo juega a su favor, ya que mientras no haya alternativa, ella será la que mejor mida dentro de un año y puede volver a encarrilar a muchos que ahora la critican.
  5. El círculo rojo: vuelve a poner la mira sobre la incapacidad del gobierno de transformar en capital político activo las buenas noticias (electorales, políticas y económicas), lo que retrasa decisiones.

Conclusiones:

El partido va a ser aburrido desde el punto de vista político hasta marzo, algo con lo que el gobierno se siente cómodo conceptualmente. Busca volver a recrear su ecosistema natural. Necesita volver a entornarse para encarar las malas noticias que vendrán del lado de la inflación.

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina)

Twitter: @carlosfara
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara
[Ver todos los artículos del autor]