24.9.2018
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara
El archipielago peronista se consolida
Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
11 de abril de 2018
(7 Miradas) El peronismo debe realizar 3 tareas para volver al poder algún día: 1) renovación dirigencial; 2) renovación metodológica; y 3) renovación programática. Mientras no despunte algo de eso, el resto suena a «cháchara».
 

(7 Miradas) Ya hace mucho tiempo que venimos aludiendo a la necesidad de hablar de “los peronismos”, más que de “el peronismo”. Su fragmentación probablemente sea la más fuerte de su historia. Y no es cuestión de en cuántas islas está dividido, sino en la evaluación sobre la factibilidad de unirlas en el corto plazo. Ya venía muy complicado el proceso y “sobre llovido, mojado” con la intervención del PJ nacional, por mucho trasfondo político que tenga esa decisión.

Primer beneficiado de este caos? El gobierno por razones obvias. La única oferta electoral que le puede competir con alguna fuerza está sumida en un laberinto.

Segundo beneficiado? (no en orden de importancia) CFK, ya que ella jugó electoralmente con la UC y viene cuestionando al pejotismo hace años. Ya demostró que no necesita ni la sigla, ni la marcha, ni los símbolos.

Tercer beneficiado? Los que quieren al PJ y no quieren a CFK adentro, es decir, los que juegan a un divorcio con el kirchnerismo sin marcha atrás. Estos son ¿algunos gobernadores? ¿Massa y Randazzo? Barrionuevo sería en este caso el poder de la lapicera para armar listas sin los K.

Cuarto beneficiado? Los que siempre juegan a “río revuelto, ganancia de pescadores”. Esto es, los que no quieren ningún orden en el corto plazo, porque creen en el poder ordenador que un temor al caos genera estando más próximos al cierre de listas. En este segmento podrían estar casi todos (si se lo mira desde cierta perspectiva), o los que creen que están perdiendo la partida y es mejor que “se pudra todo”.

Todo esto no hace más que confirmar algo que venimos sosteniendo hace 2 años: el peronismo va a tener un proceso de digestión muy lenta de la etapa K. Y como no tiene liderazgos competitivos por el momento (Cristina es la que más votos tiene, pero se le haría imposible volver a ser presidenta) cualquier proceso de reconstrucción viene para largo, y muy difícilmente se logre antes de la elección presidencial de 2019. A partir de eso, todos los jugadores pueden cantar “jaque” a otro. El tema es que en el “jaque mate” pierden todos.

En ese marco, los múltiples encuentros que se están haciendo en distintas provincias no parecen muy conducentes. No significa que no sirvan para nada. Pero está claro que solo transmiten que la lógica del archipiélago se consolida sobre todo lo demás.

Reiteramos que el peronismo debe realizar 3 tareas para volver al poder algún día: 1) renovación dirigencial; 2) renovación metodológica; y 3) renovación programática. Mientras no despunte algo de eso, el resto suena a “cháchara”.

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina)

Twitter: @carlosfara
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara
[Ver todos los artículos del autor]