El portal informativo de
 
Artículos / Opinión
Raúl Ferro

Círculo virtuoso... por fin

Después de más de seis años de crecimiento económico continuo, comienza a generarse una suerte de círculo virtuoso que arrastra al grueso de la población hacia el crecimiento y a la mejora de su nivel de vida. Hoy el consumo interno se ha convertido en unos de los motores del crecimiento de la economía peruana, en paralelo con un dinámico crecimiento de las exportaciones y un sostenido flujo en las inversiones en capacidad productiva.

Por Raúl Ferro
3 de junio de 2008
 

Las últimas semanas han estado llenas de buenas noticias económicas para el gobierno del presidente peruano Alan García. La buena nueva más reciente la trajo un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística con la colaboración del Banco Mundial, cuyos resultados fueron publicados el 27 de mayo y que señalaron un contundente descenso en el número de pobres en el Perú. Según el estudio, durante el 2007 el porcentaje de pobres en la población peruana cayó más de cinco puntos, de  44,5% a 39,3%. El anuncio de los resultados viene poco después de la inclusión del Perú como el segundo país más competitivo de América Latina en el ranking del IMD, de la caída del riesgo país peruano por debajo del nivel del de Chile y del grado de inversión otorgado por la calificadora de riesgo estadounidense Fitch.

Sí, algunos de estos logros han sido relativizados o puestos en duda. El ex presidente Alejandro Toledo, por ejemplo, señaló desde Londres que le parecía imposible una reducción de la pobreza del tamaño de la anunciada. Sin embargo, hay un punto a resaltar. Se pone en duda la magnitud, pero no el hecho. Hoy en día existe consenso en el Perú sobre que el país es más competitivo y es menos riesgoso para los inversionistas, así como que la pobreza ha ido remitiendo.

En todo caso, las estadísticas del Perú están comenzando a demostrar que mantener una política económica y fiscal coherente y responsable, que estimule el crecimiento económico, es una herramienta eficaz para reducir la pobreza, como ya lo venía señalando el caso chileno y como comienza a aparecer en el caso brasileño. En el Perú, ya entre el 2005 y el 2006 se había registrado un descenso de 3,7 puntos porcentuales en la proporción de pobres, según el Instituto Nacional de Estadísticas.

Una pregunta que surgió tras la publicación de estas estadísticas era si el descenso de la pobreza en el Perú era simplemente causa del crecimiento económico --el llamado "chorreo"-- o si respondía a políticas de combate a la pobreza diseñadas desde el gobierno. Aquí de nuevo como en el caso de Chile, el análisis de las estadísticas indica que los programas contra la pobreza han ayudado efectivamente a su descenso.

El punto más importante de todo esto, sin embargo, es que por fin, después de más de seis años de crecimiento económico continuo, comienza a generarse una suerte de círculo virtuoso que arrastra al grueso de la población hacia el crecimiento y a la mejora de su nivel de vida. Hoy el consumo interno se ha convertido en unos de los motores del crecimiento de la economía peruana, en paralelo con un dinámico crecimiento de las exportaciones y un sostenido flujo en las inversiones en capacidad productiva.

Personalmente, tengo la impresión que en los últimos meses en el Perú se quebró por fin la barrera sicológica del riesgo político. En mi anterior visita a Lima, a principios de este año, la sensación era que las cosas iban bien pero que la amenaza del populismo estaba a la vuelta de la esquina, en las elecciones generales del 2011. Ahora, y por primera vez desde la crisis política desatada con la caída del fujimorismo a fines de los 90, banqueros, empresarios y analistas se muestran confiados en que el fantasma populista encarnado por el movimiento de Ollanta Humala ha perdido fuerza y que se puede mirar con confianza más allá del 2011. Ojalá no se equivoquen.

Como corolario, hay que subrayar que el caso peruano, al igual que el brasileño, demuestra que una conducción económica responsable y con reformas pro-crecimiento son posibles desde la democracia.

Raúl Ferro es Director de Desarrollo de Contenidos de Business News Americas.

 
Acerca del autor
Raúl Ferro
Raúl Ferro
Director del Consejo Consultivo del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL).
Analista de economía y negocios especializado en América Latina. Fue director editorial de la revista AméricaEconomía y actualmente es director de Industry Exchange LLC.