Artículos / Opinión
María Laura Depetris

La educación en América latina: ante un falaz conformismo

(Análisis Latino) Recientemente se han dado a conocer los resultados del estudio PISA (Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos del 2009) de PREAL (Programa de Promoción de la Reforma Educativa en América latina y el Caribe), y lo cierto es que los mismos distan de dar cuenta del “nivel” educativo que los latinoamericanos se ufanan de poseer. Por ejemplo, es preocupante la relación nivel de ingreso-desempeño educativo que ostenta la región, siendo Uruguay el único país que tiene un desempeño superior a lo que su nivel de ingreso predeciría en todas las materias; y Chile lo tiene en lectura y ciencias.

Por María Laura Depetris
5 de agosto de 2011
 

(Análisis Latino) La opinión extendida a lo largo de América latina de que los sistemas de educación pública se encuentran a la “altura”, entraña una sensación de satisfacción carente de asidero en la práctica, que se desvanece al remitirnos a los estudios realizados en la materia. Huelga decir que esta falsa creencia deviene en el principal óbice en el camino de la superación de la performance educativa.

Recientemente, se han dado a conocer los resultados del estudio PISA (Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos del 2009) de PREAL (Programa de Promoción de la Reforma Educativa en América latina y el Caribe), y lo cierto es que los mismos distan de dar cuenta del “nivel” educativo que los latinoamericanos se ufanan de poseer.

PREAL consiste en un proyecto conjunto de Diálogo Interamericano, con sede en Washington DC, y la Corporación de Investigaciones para el Desarrollo (CINDE), con sede en Santiago de Chile, y su principal meta estriba en contribuir a la mejora en la calidad y equidad educativa de la región. El test PISA, administrado por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) es una prueba trienal de logros de aprendizaje que evalúa lo que jóvenes de 15 años saben y pueden hacer en lectura, matemática y ciencias.

Los hallazgos positivos del mencionado test se resumen en una mejora general en cuanto a desempeño educativo a nivel regional, si bien ningún país latinoamericano alcanzó los niveles de la OCDE. Asimismo, algunos países como Brasil y México, redujeron notablemente la proporción de estudiantes en los niveles más bajos. También cabe remarcar que unos pocos países (Chile, Brasil y México) incrementaron sus proporciones de más alto desempeño por menos de un punto porcentual.

No obstante estos avances, los resultados del test PISA son contundentes al afirmar que los países latinoamericanos y caribeños rankean en el último tercio en las tres materias. Vale reparar en que mientras los estudiantes de Hong Kong sacan un promedio de 550 puntos, los de Corea del Sur 542 puntos y los de Estados Unidos 483 puntos en matemáticas, los estudiantes de Brasil, México, la Argentina, Chile y Perú sacan un promedio de 400 puntos.

Más alarmante aún, no encontramos una sola universidad latinoamericana entre las 100 primeras instituciones de educación superior del mundo, según el Ranking del Suplemento de Educación Superior de The Times 2009-2010.

Es asimismo preocupante la relación nivel de ingreso-desempeño educativo que ostenta la región. Uruguay es el único país latinoamericano que tiene un desempeño superior a lo que su nivel de ingreso predeciría en todas las materias; y Chile lo tiene en lectura y ciencias.

Así las cosas, resulta a todas luces lo primordial que es abordar la temática educativa desde un enfoque pragmático y realista, toda vez que una mejora en el aprendizaje estudiantil repercute en el progreso económico y social. El avance en la calidad de la educación coadyuva sin lugar a dudas a un mayor crecimiento económico, a más equitativos y mejores salarios, a un mayor grado de democratización, e incrementa la competitividad de las naciones.

Se impone por ende realizar una lectura constructiva de los hallazgos de este tipo de estudios, y abandonar la óptica auto-condescendiente y conformista que suele primar en la región en lo que hace al sistema educativo. Sólo así lograremos mejorar en términos de educación, ciencia, tecnología e innovación, y desandar el camino de un desarrollo genuino.

María Laura Depetris es redactora de www.analisislatino.com

Nota: El documento de PREAL puede descargarse del siguiente link:

http://www.thedialogue.org/PublicationFiles/Preal_PISA_SP_Lowres.pdf

 

 
Acerca del autor
María Laura Depetris
María Laura Depetris
Analista de CADAL en integración, cooperación y relaciones económicas latinoamericanas.