El portal informativo de
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara

Últimos 100 metros

(7 Miradas) Al igual que en 2009, el kirchnerismo arranca desde abajo y arremete en las últimas 2 semanas. Solo para dar un indicador: en Mar del Plata el fin de semana del 28 y 29 de julio había una diferencia a favor de Massa de 12 puntos, y una semana después se redujo a 2, lo cual lo convierte técnicamente en un escenario de paridad. También en esa ciudad se registra una recuperación de la aprobación presidencial y del optimismo.

Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
8 de agosto de 2013
 

(7 Miradas) Los caballos se acercan al disco. ¿Dónde están y qué pasó en los últimos días?

La diferencia en el Gran Buenos Aires entre Massa e Insaurralde es de 6 puntos (38 a 32%; relevamiento concluido el pasado lunes 5), con una ventaja proporcional de 2 a 1 del intendente de Tigre en la primera sección electoral y una ventaja de varios puntos del hombre de Lomas en la tercera sección.

El 37% sigue sin poder responder quién es el candidato de CFK, reflejándose esto en un tercio del voto 2011 a la presidenta.

En forma semejante a lo que se pudo visualizar en 2009 faltando pocos días para el comicio, se recupera la aprobación de la gestión presidencial que vuelve a ser superavitaria. También crece el optimismo sobre el nivel país, poniéndose en paridad con el nivel de pesimismo. También se eleva la propensión a votar a un candidato k (pasó de 34 a 39% en un mes). ¿Por qué sucede esto? Porque al acercarse la hora de la verdad – el voto- existe un fenómeno de revalorización de la gestión, dándole al oficialismo un hándicap que lo vuelve más competitivo.

Al igual que en 2009, el kirchnerismo arranca desde abajo y arremete en las últimas 2 semanas. Solo para dar un indicador: en Mar del Plata el fin de semana del 28 y 29 de julio había una diferencia a favor de Massa de 12 puntos, y una semana después se redujo a 2, lo cual lo convierte técnicamente en un escenario de paridad. También en esa ciudad se registra una recuperación de la aprobación presidencial y del optimismo.

Se debe tener en cuenta que pueda existir algún grado de voto oculto a favor de Insaurralde. Volviendo a comentar sobre Mar del Plata, mientras que en la respuesta verbal hay 2 a favor de Massa, en el ejercicio del voto simulado (se le pide al encuestador que vote con boletas de manera anónima) se registra una diferencia favorable al candidato kirchnerista. Esto significa que hay un par de puntos de respuesta “socialmente aceptable” por Massa que luego no se verifica en el voto. En un escenario no demasiado amplio puede volver incierto al resultado.

Existe un empate técnico por el tercer lugar entre De Narváez y Stolbizer, que también se verifica en el interior con un piso más alto para ambos. Si bien las mediciones le dan una luz de ventaja al colorado, la estructura de base radical en las secciones quinta y sexta siempre le terminan dando un plus a la líder del GEN.

Es difícil predecir la diferencia que habrá entre los 2 primeros. Todos los indicios concordantes se orientan hacia un triunfo para Massa. Sin embargo, es razonable pensar que el oficialismo siga limando la diferencia en esta última semana y se asemeje más a un escenario 2009, con una distancia más exigua.

Esta película siempre tendrá una escena adicional que puede desconcertar al espectador.

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina)

 
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara