El portal informativo de
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara

Lo que quedó en el tintero de las PASO 2013

(7 Miradas) Mucho se ha hablado del problema del kirchnerismo en los 5 grandes distritos. Sin embargo, en 4 de esos 5 –excluida la provincia de Buenos Aires- el oficialismo obtuvo porcentualmente más votos ahora que en 2009. El problema se trasladó al resto del país, donde el gobierno siempre tuvo su mejor desempeño. Por eso, el deterioro es más grave cualitativamente que cuantitativamente.

Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
30 de agosto de 2013
 

(7 Miradas) Mientras se van aquietando las aguas después de la tormenta del 11 de agosto, los actores van sacando conclusiones más cuidadosas, haciendo recuento de daños, e indagando para tomar decisiones respecto al segundo tiempo. Aquí van algunos comentarios sobre cosas que no deben ser perdidas de vista.

Filtración en los cimientos: mucho se ha hablado del problema del kirchnerismo en los 5 grandes distritos. Sin embargo, en 4 de esos 5 –excluida la provincia de Buenos Aires- el oficialismo obtuvo porcentualmente más votos ahora que en 2009 cuando perdió Néstor frente a De Narváez. Las evidencias: en la Capital pasó de 12 % a 19; en Córdoba de 9 a 11; en Santa Fe de 10 a 21 y en Mendoza se mantuvo en 27 % (en territorio bonaerense bajó de 32 a 30). Está obteniendo a nivel nacional un par de puntos menos que en 2009. Significa que el problema se trasladó al resto del país, donde el gobierno siempre tuvo su mejor desempeño. Por eso, el deterioro es más grave cualitativamente que cuantitativamente.

Fenómeno cordillera: sucedió en varios lados que tuvieron problemas medio ambientales –Catamarca, La Rioja, San Juan, Chubut, Neuquén- el resultado fue adverso para el Frente para la Victoria. A esto se le debe sumar Santa Cruz, Mendoza, Salta y Jujuy. Dicho fenómeno se enlaza además con 1) las dificultades de las economías regionales vía deterioro del tipo de cambio, y 2) en todas ellas hubo dificultades políticas estrictamente provinciales, ya sea por deficiencias de gestión, mala elección de candidatos o divisiones del espectro peronista.

Insaurralde no, ¿diputados provinciales sí?: poco se reparó en el hecho que el kirchnerismo ganó en el segmento de diputados bonaerenses, siendo la diferencia a favor de los K de 6 puntos (la inversa a la de diputados nacionales). Atención: esta observación tiene una trampa, porque en donde se eligen diputados, no se eligen senadores, y viceversa.

En este caso le tocaron diputados a la 3ra. sección electoral (favorable al FpV) y senadores a la 1ra. (cargo para el cual se impuso Massa). Es cierto que Insaurralde obtuvo casi lo mismo que sus aspirantes a la legislatura provincial, mientras que Massa sacó unos 260.000 votos más que sus acompañantes.

Mirando para adelante: ¿se estirará la ventaja de Massa a expensas de De Narváez y algo de Insaurralde vía efecto “carro ganador”? Falta mucho: cuando se mide tan cerca del domingo 11, se tiende a reproducir la misma fotografía exagerada. Se debe ser cauteloso. Hay teorías que se instalan mediáticamente que cuando no se producen, nadie se encarga de reconocer.

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina)

 

 
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara