El portal informativo de
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara

Tu amor mi enfermedad

(7 Miradas) El trance de salud de la presidente Cristina Fernández de Kirchner seguramente generará una corriente de solidaridad coyuntural hacia ella, en un contexto donde ya venía recuperando algunos puntos de aprobación de gestión. Lo que no queda claro es si la operación vaya a implicar un beneficio para los candidatos oficialistas, ya que el crecimiento de CFK no lo estaba haciendo hasta la semana pasada.

Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
10 de octubre de 2013
 

(7 Miradas) Los Kirchner son animales de poder, pero que evidentemente somatizan la enorme entrega física y psíquica que les implica. ¿Qué consecuencias tiene esto para el resto de la campaña y para el futuro del gobierno?

Cuando se está frente a situaciones particularmente complejas y tensionantes, un líder debe estar con la cabeza lo más despejada posible y administrar con mucha sabiduría sus tiempos y su energía. Debe recordarse a quienes decían que Menem tomaba sus mejores decisiones jugando al golf. No era un signo de frivolidad: era su manera de procesar la realidad.

El trance de salud de la presidente seguramente generará una corriente de solidaridad coyuntural hacia ella, en un contexto donde Cristina ya venía recuperando algunos puntos de aprobación de gestión. Lo que no queda claro es si la operación vaya a implicar un beneficio para los candidatos oficialistas, ya que el crecimiento de CFK no lo estaba haciendo hasta la semana pasada. Si genera una mejora en el caso más importante –Insaurralde- en todo caso podría aportar un par de puntos. De todos modos, eso no modificará el resultado general: Massa ganará y por una diferencia mayor a la de agosto. La única duda es cuánto.

Está claro ahora que cualquier cambio de gabinete o ajuste del rumbo económico ya no podrá ser inmediato: nadie debería poner en ejecución una ingeniería política de cuidado no pudiendo tener toda la energía y la concentración que exige la situación.

¿Puede haber vacío de poder? No, en absoluto. El “back up” de la gestión es Carlos Zanini. Si hubiese algo grave que resolver el secretario legal y técnico está en condiciones de efectuarlo, gusten o no sus decisiones a los gobernadores peronistas que no lo consideran del propio palo.

¿Podrán generarse problemas políticos con Boudou? No parece. El vice es “loco pero no come vidrio”. En todo caso sus desventuras judiciales lo mantendrán a raya. Más allá de sus diferencias con Zanini y Máximo, es hábil para buscar aliados porque, como se dice en el mundo de la política, “tiene códigos”.

¿Cómo afectará esto a las campañas? Si algo le faltaba a un proceso electoral que ya pintaba anodino, es que la salud presidencial lo termine por planchar del todo. No podrá haber alusiones a la figura de CFK, las campañas serán menos agresivas, debiendo concentrarse en lo más propositivo.

¿Qué sedimento pueden dejar sobre el electorado los problemas de salud de Néstor y Cristina? Evidentemente van a jugar a favor de los más jóvenes –Massa- y en contra de los de mayor edad –Binner. Un candidato con buen estado físico que parezca saludable podrá contarlo como en su haber.

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina)

 
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara