El portal informativo de
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara

Paciente estable

(7 Miradas) Si el gobierno estabiliza, bajan las especulaciones sobre acortamiento de mandato de Cristina, asamblea legislativa o elecciones anticipadas. Siempre estarán los que lo crean o lo busquen, pero insistimos en que no hay masa crítica para eso. Eso también ayuda a que se modere el “efecto manada” en lo económico. En definitiva: un círculo de expectativas descendente.

Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
14 de febrero de 2014
 

(7 Miradas) ¿Qué pasa cuando no se habla de la brecha cambiaria entre el dólar oficial y el blue por 3 o 4 días? Baja un poco la psicosis, aunque la sociedad se mantiene alerta. Eso no significa que la credibilidad respecto a las medidas económicas afloren en el corto plazo. Una vez que los agentes económicos se asustan, pasará mucho tiempo hasta que regrese.

El gobierno sigue moviéndose. Fue clave la medida del Banco Central de la semana pasada para estabilizar la oferta de dólares y anclar el dólar oficial en 8 para lograr el tan mentado puente hasta que aparezcan las divisas de las exportaciones agropecuarias.

En los últimos días actores políticos y económicos centrales, más analistas de todo pelaje, van coincidiendo respecto a que el gobierno estabilizará la situación, alejando la posibilidad de crisis (aunque es inevitable la recesión).

Como dijimos en esta misma columna 3 semanas atrás, el gobierno no se quedaría quieto, lo cual no significa que esté tomando todas las medidas económicas necesarias y a tiempo.

También está claro que CFK no tiene intenciones de dar señales de tranquilidad a “los mercados”. Todas sus intervenciones fueron para mostrarse como no concesiva, templando el espíritu de la tropa, y cuidando de no ceder en el plano de lo simbólico. Su mensaje es: no es engañen, la lucha continúa. De ahí que no se haya hecho ningún cambio en el Fútbol para Todos.

Por lo tanto, a esta altura tampoco debe esperarse nada del discurso del 1ro. de marzo en la inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso. Ya no será una fecha clave que genere expectativas, sino una pieza más de oratoria de defensa del proyecto, y bajándole línea a los propios, últimamente poco activos (y algo desorientados / desmoralizados).

Si el gobierno estabiliza, bajan las especulaciones sobre acortamiento de mandato de Cristina, asamblea legislativa o elecciones anticipadas. Siempre estarán los que lo crean o lo busquen, pero insistimos en que no hay masa crítica para eso. Eso también ayuda a que se modere el “efecto manada” en lo económico. En definitiva: un círculo de expectativas descendente.

En el medio de todo eso el caso Boudou es una anécdota: el costo ya fue pagado hace rato. Si le sueltan la mano o se va no va a mejorar la percepción social sobre la corrupción en el gobierno.

Posdata: “Mirar la pelota, no al jugador” fue un concepto tan atractivo que fue citada por Jorge Fernández Díaz en su columna dominical de La Nación a instancias de un viejo y brillante lobo de mar de la política. A ambos gracias.

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina)

 
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara