El portal informativo de
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara

Lo esencial es invisible a los ojos

(7 Miradas) Si la psicosis dólar blue – inflación afloja, CFK toma oxígeno y mostrará que “los poderes concentrados” no le pudieron torcer el brazo. Hará recuento y control de daños. Aquietada la economía, volverá a la política. Seguro está analizando quién dudó en los momentos de crisis, o quién se puso a hacer cuentas que no debía (¿meses? ¿días? ¿cantidad necesaria de diputados y senadores?). Mensaje a gobernadores e intendentes: la jefa está de regreso y los estará observando. Sin locuras, pero sin tolerancia.

Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
20 de febrero de 2014
 

(7 Miradas) Desde que comenzó el año, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) retiró de circulación la cantidad de 34.700 millones de pesos. El crecimiento de la base monetaria se redujo al 21% anual. Dado el debate sobre la incidencia de la emisión monetaria desenfrenada en la generación de inflación, el dato es sumamente importante. Ahora habrá que ver cómo evoluciona el gasto público: si eso no se controla, tarde o temprano habrá que volver a emitir y se realimentará la espiral de precios.

Primero dijimos en esta columna “algo va a hacer”. Luego afirmamos que “hay que mirar la pelota, y no al jugador”. Podríamos agregar que “lo esencial es invisible a los ojos”. Pues la noticia de los 34.700 millones no es tapa de los principales diarios, pero quizá debería serla.

Repasemos entonces: aumento de boleto de colectivo + devaluación + apertura leve del cepo + suba de tasa de interés + obligar a los bancos a deshacerse de dólares + precios cuidados + presión sobre los sindicatos por las paritarias + absorción de dinero + caída en el ritmo de crecimiento de la base monetaria. A esto parece que se va a agregar finalmente una quita de subsidios que implicará aumento en las tarifas de los servicios públicos. Una iniciativa no menor para los primeros 50 días del año. Y “los mercados” creen en hechos, no en palabras.

También dijimos que la presidenta había tomado la decisión de terminar su mandato. Ergo iba a dar pelea. Ergo algo iba a hacer. En eso estamos.

Si la psicosis dólar blue – inflación afloja, CFK toma oxígeno y mostrará que “los poderes concentrados” no le pudieron torcer el brazo. Hará recuento y control de daños. Aquietada la economía, volverá a la política. Seguro está analizando quién dudó en los momentos de crisis, o quién se puso a hacer cuentas que no debía (¿meses? ¿días? ¿cantidad necesaria de diputados y senadores?). Mensaje a gobernadores e intendentes: la jefa está de regreso y los estará observando. Sin locuras, pero sin tolerancia.

El gobierno tratará de bajar los costos sociales de la desaceleración inflacionaria, aunque costos habrá de todos modos. Sin embargo, acá hay 2 cuestiones que favorecen a la presidenta:

1) en política lo peor es no hacer nada: es preferible pagar los costos de hacer, que de la terquedad. El costo de la recesión es menor al de la inflación desenfrenada; y

2) la sociedad está madura para el ajuste. No le gusta, pero sabe que ahora hay que pagar la fiesta. Las crisis van haciendo docencia sobre macroeconomía.

¿Próxima parada? ¿Tarifas? ¿Gasto público? La película recién empieza.

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina)

 
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara