El portal informativo de
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara

La línea Maginot

(7 Miradas) Para los ilusos que imaginaban una peregrinación incesante hacia Tigre, el gobierno sigue dando pelea. Al obturarse el libro de pases del peronismo a Massa, tampoco fluirán hacia Macri, desde ya. Al secarse la fuente justicialista obliga a Macri y Massa a ir por los radicales. Pero los radicales acaban de crear su propia Línea Maginot con el Frente Amplio UNEN.

Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
16 de mayo de 2014
 

(7 Miradas) La Línea Maginot fue una línea de fortificación y defensa construida por Francia a lo largo de su frontera con Alemania e Italia, después del fin de la Primera Guerra Mundial. La idea era protegerse de un nuevo ataque alemán. Esto es lo que parece haber construido el gobierno con varios movimientos, a saber:

1. Plan de refinanciación de deudas de las provincias, de modo de mantener a los gobernadores a raya;

2. Plan de obras para municipios (Plan Más Cerca), de modo de generar una contención hacia los intendentes que se podrían ver seducidos por Massa;

3. Proliferación de pre candidaturas a presidente: ya son por lo menos 7 los anotados sotto voce.

4. Renovación de autoridades del PJ, de modo de poner a todos los aspirantes presidenciales en fila y adentro, conteniendo y comprometiendo a la mayor cantidad de caudillos (con una inflación de vicepresidencias y cargos).

La Línea Maginot viene funcionando. Para los ilusos que imaginaban una peregrinación incesante hacia Tigre, el gobierno sigue dando pelea.

Pero esto no solo se produce porque la política de palo y zanahoria del gobierno, sino también porque el peronismo no termina de estar convencido sobre la opción Massa. Esto se debe a:

1) les resulta más confiable Scioli, con limitaciones;

2) creen que negociar ahora no tiene sentido: prefieren ver cómo evolucionará la intención de voto del líder del Frente Renovador, para negociar desde otra posición llegado el caso; y

3) las promesas de Massa hoy son “como comprar un terreno en la luna”.

Al obturarse el libro de pases del peronismo a Massa, tampoco fluirán hacia Macri, desde ya. Al secarse la fuente justicialista obliga a Macri y Massa a ir por los radicales. Pero los radicales acaban de crear su propia Línea Maginot con el Frente Amplio UNEN. Resultado: la autodefensa del gobierno ha frizado todo el escenario. Los bloques básicamente ya están armados.

Por eso es poco probable que veamos grandes novedades en las posiciones de los presidenciables en los próximos meses. Tampoco la sociedad, angustiada por la situación económica, está predispuesta a entusiasmarse demasiado con las opciones opositoras, agravando el cuadro.

Sin viento es difícil navegar a vela. Todo dependerá del motor que cada embarcación posea.

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina)

 
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara