El portal informativo de
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara

La naranja mecánica

(7 Miradas) Cristina Kirchner es sumamente hábil en el manejo del poder, del látigo y de los tiempos, lo más probable es que llegue el mismo día de la inscripción y Scioli se entere en tiempo real de quién será su compañero de fórmula y las listas legislativas, sin ninguna posibilidad de negociar nada, ni intentar otra maniobra. Eso obviamente se sabrá ya que el núcleo duro se encargará de remarcar que ella decide y él solo es un candidato.

Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
17 de diciembre de 2014
 

(7 Miradas) “Las candidaturas son algo más que tener un color o sacarse una foto” dijo la presidenta durante la Fiesta de la Democracia. Es obvio que hablaba del naranja. ¿Cómo será la relación entre Daniel y Cristina de acá al 20 de junio cuando se inscriban las candidaturas para las elecciones nacionales?

Hipótesis 1: CFK deja que haya una interna entre Scioli y otros candidatos, con lo cual el gobernador elegiría su propia fórmula, aunque quizá la negocie con la presidenta.

Hipótesis 2: no hay competencia interna, lo cual será una decisión de la Presidenta, y en este escenario Scioli recibirá el monopolio de la representación del FpV en una clara negociación con la Jefa.

Se supone que en cualquier circunstancia habrá lista única de Diputados y Senadores Nacionales, al menos en la Provincia de Buenos Aires. Luego cada gobernador verá su margen de maniobra para definir las de su distrito. En eso tendrá fuerte injerencia la lapicera de Olivos.

¿Qué pasará en el medio hasta que se definan las candidaturas? Habrá estrategia de palo y zanahoria. De a ratos lo endulzarán al Gobernador de modo que gane su sentimiento de que es “el inevitable”. De a ratos le pegarán para que no se sienta cómodo y tenga que seguir haciendo buena letra y debiéndole favores a la Presidenta. El sabe que si tiene alguna chance de ganar será con Cristina, y no contra ella.

Esa estrategia de palo y zanahoria le impedirá a Scioli pensar en alternativas raras (¿irse del FpV? ¿Definir su propio esquema de fórmula y listas que será como romper?). En esa lógica de “entretenimiento” la Presidenta mantiene su rol de gran conductora, desluciendo el papel de líder que necesita alguien que quiere llegar a la cima del poder.

Como ella es sumamente hábil en el manejo del poder, del látigo y de los tiempos, lo más probable es que llegue el mismo día de la inscripción y Scioli se entere en tiempo real de quién será su compañero de fórmula y las listas legislativas, sin ninguna posibilidad de negociar nada, ni intentar otra maniobra. Eso obviamente se sabrá ya que el núcleo duro se encargará de remarcar que ella decide y él solo es un candidato.

¿Quién será el compañero/a de fórmula? Alguien que responda ideológica y personalmente a la Presidenta. Con semejante definición ¿será la campaña de Scioli o de Cristina? Lo más seguro es lo segundo. En ese marco ¿podrá el Gobernador captar independientes? Poco probable.

Si Scioli puede tener 32/33% en las PASO, con este esquema los 7 ú 8 puntos que le falten para el famoso 40,1% pueden ser inalcanzables. No es un problema de números: es un problema de lógica de escenario.

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina)

 
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara