El portal informativo de
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara

Un mes para todos los gustos

(7 Miradas ) Empezamos la seguidilla de elecciones primarias en Salta, Santa Fe y CABA. Es decir que hay una segunda chance. Pero ganar la primera curva es psicológicamente importante. La evaluación de los triunfos o derrotas es sobre todo un tema de la política y los medios. Una victoria muy lejana de la presidencial tampoco cuenta porque el efecto se diluye rápidamente.

Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
9 de abril de 2015
 

(7 Miradas) Llegó la hora de la verdad. Ahora ya no hay alianza que cuente si no aparecen los votos en las urnas. Empezamos la seguidilla de elecciones primarias en Salta, Santa Fe y CABA. Es decir que hay una segunda chance. Pero ganar la primera curva es psicológicamente importante.

Se especula mucho con quién gane y quién pierda en cada lugar para suponer proyecciones respecto al comicio presidencial.

Sin embargo, en buena medida son una “engaña pichanga”: que le vaya bien a los candidatos provinciales o locales que apoyan a un Candidato no implica seguimiento automático de votos.

Como ya dijimos en esta columna, los votos son de la gente, no de los dirigentes. En 1999 hubo muchos distritos adelantados en donde ganaba el PJ. A la hora de la verdad ganó De la Rúa con comodidad. Incluso en Santa Cruz, porque una vez que cada uno juega sus fichas, ya no se calienta mucho por la suerte de los aliados.

La evaluación de los triunfos o derrotas es sobre todo un tema de la política y los medios. Una victoria muy lejana de la presidencial tampoco cuenta porque el efecto se diluye rápidamente (sobre todo para sociedades de memoria frágil).

Salta: elección reñida, con ventaja para Urtubey sobre Romero. Si el gobernador se impone en la capital como se anticipa, puede significar 2 cosas: 1) que su triunfo puede ser más amplio porque a Romero le costaría descontar en el interior, 2) ventaja para el candidato a intendente de Urtubey por sobre el del PRO (un líder que promete). Pero como hay voto electrónico, los arrastres de boleta se diluyen.

Santa Fe: otra elección reñida. En la primaria del Frente Progresista Lifschitz lleva las de ganar ante Barletta. El punto es si el FP supera a Del Sel. Las últimas estimaciones indican un crecimiento de Perotti -FpV- con un PRO estancando o perdiendo algunos puntos. Eso le cortaría la racha de buenas noticias a Macri. Se vota con lista única y boleta separada por cargo: tampoco opera el arrastre. ¿Una derrota del cómico es una derrota de Macri? No tan así, pero le quita elementos para mostrar que su ola crece.

Ciudad de Buenos Aires: un amplio triunfo del PRO está asegurado. El punto es la primaria amarilla a partir del apoyo de Macri a Larreta. Todo indica que la primera oposición volverá a ser el kirchnerismo, con un piso del 20 %. ECO corre de atrás. El resto es dispersión. De las 3 situaciones, es donde más claramente Macri corre riesgo dada la jugada audaz que realizó.

El kirchnerismo si gana Salta y hace un papel digno en las otras 2 provincias se debe dar por hecho. ¿Y Massa? En Capital no cuenta, pero le conviene que gane Gabriela. En Santa Fe lo poco que obtenga podrá venderlo como que le puso un límite al PRO. Y en Salta si triunfa Romero es una yapa. Lo importante es que Macri no le pueda enrostrar que lo superó.

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina)

 
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara