El portal informativo de
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara

La Cenicienta

(7 Miradas) Aunque parezca mentira, la elección para gobernador de la provincia de Buenos Aires parece que es un premio consuelo. Todo indica que vamos camino a una polarización entre kirchnerismo y massismo. Mientras de Narváez va camino a ser el candidato del Frente Renovador, el partido de gobierno aun no se decide entre Insaurralde o Domínguez. El PRO, con Eugenia Vidal como candidata, por ahora no tiene chance.

Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
16 de abril de 2015
 

(7 Miradas) Aunque parezca mentira, esta vez la elección para gobernador de la provincia de Buenos Aires parece que es un premio  consuelo en la política argentina. Como si fuera un desmerecimiento.

Dado que entran y salen nombres todo el tiempo de la grilla de candidatos se dificulta tener una visión ajustada. Sin embargo, vamos a ver algunos números.

1. Escenario sin Insaurralde:

Marcha primero De Narváez lejos con el 18 %. Todos los demás están por lo menos 12 puntos debajo. Los más destacados de ese pelotón de 4 a 6 % son: Vidal, Julián Domínguez, Giustozzi, Linares, Berni, Bossio y Espinoza. Otros nombres como Mussi, Posse, Cariglino, Mariotto o Montoya están fuera de ese umbral. Todos los demás están por debajo de ese guarismo. Pero aquí está quedando un tercio sin candidato.

2. Escenario con Insaurralde:

Sigue estando primero “el colorado” con el 18 %, seguido por el intendente de Lomas con el 15 %. La aparición de Insaurralde es sobre todo a costa de los indefinidos, que bajan al 24 %, confirmando el perfil del esposo de Jesica Cirio como alguien que atrae a público poco politizado, informado o ideologizado. En este escenario todos pierden alguna décima con las aspiradora lomense. Fuera de eso, el resto del escenario no se modifica.

3. Escenario de 5 candidatos con Insaurralde como candidato del FpV:

Asumiendo que habrá seguramente 5 fuerzas nacionales que tendrán sus respectivos candidatos en la elección general, se midió un escenario con Insaurralde – De Narváez – Vidal – Pitrola y alguien de Stolbizer / Binner. Ahí tenemos un 29 % para el de Lomas, 26 % para “el colorado”, 11 % para Vidal, 8 % para el representante del GEN-Socialismo, y 3 % para Pitrola.

4. Escenario de 5 candidatos con Julián Domínguez como candidato del FpV:

Más allá de los números, la política dice que el presidente de la Cámara de Diputados es el preferido de la presidenta (dato no menor en este esquema). Pues en esta versión, hay una suerte de empate técnico entre De Narváez con 27 y Domínguez con 26 %, mientras que los otros permanecen inalterables.

Conclusiones:

1.  Vamos camino a una polarización entre kirchnerismo y massismo.

2.  De Narváez va camino a ser el candidato del Frente Renovador.

3.  El PRO no tiene chances por ahora.

4.  Insaurralde agrega algún punto adicional, pero alguien ungido como Julián Domínguez puede ser perfectamente competitivo.

Falta mucho, pero la basé está.

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina)

 
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara