El portal informativo de
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara

Salta, Mendoza y Santa Fe

La fotografía es más compleja de lo que aparece a primera vista. Falta mucho por andar, y las votantes en las provincias no están pensando en función de la nacional. Siempre debe recordarse que en 1999 hubo muchas elecciones adelantadas donde ganó el PJ, pero no hubo efecto catarata: a la hora de la verdad, De la Rúa ganó sin problemas … incluso en la provincia de Santa Cruz.

Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
23 de abril de 2015
 

(7 Miradas) Salta fue sorpresa para algunos. Mendoza se sabía. Santa Fe era la moneda en el aire. ¿Qué reflexiones no tan obvias deja la primera tanda de elecciones provinciales adelantadas?

1. El kircherismo / peronismo no está mal: ganó en Salta de manera apreciable. En Mendoza debía perder por 10 puntos -reconocido en la intimidad por el propio gobernador Pérez- y termina cayendo por 4 (para el desastre que se preveía, not bad). En Santa Fe pintaba para aquelarre: no había candidato, no había estrategia, y con Reutemann abrazándose a Macri. 22 % es un digno tercer puesto, sobre todo porque además apareció un cuarto actor que le acentuaba la diáspora: el massismo que se llevó bastante más de lo imaginado al momento de inscribir candidaturas.

2. En las grandes provincias hay ola de cambio: pierde el peronismo en Mendoza, pero también los socialistas en SF. No es solo un voto contra los alineados a CFK. El combo inseguridad + falta de agenda de cambios puede hacer estragos. Algo parecido podría pasarle a De la Sota.

3. Qué pasa con los votos de los perdedores en las primarias? Sin estudios es imposible de predecir (para no hacer proyecciones infundadas). Está claro que los sufragios del perdedor no van todos al ganador. Sin embargo, eso en el marco del FpV es más acotado, ya que sus núcleos duros no parecen tener puerta de escape aceptable. Tampoco parecen que puedan captar independientes por el camino.

4. Realidades partidas: en Salta capital ganó la oposición la intendencia por una diferencia amplia (42 % del electorado provincial). En Mendoza, de las 15 intendencia en juego el domingo 19, en la mayoría gana el FpV. En Santa Fe, Del Sel gana para la gobernación, pero el PRO pierde en todas las otras categorías.

5. ¿El PRO avanzó? En realidad predomina el impacto mediático de la diferencia de Del Sel sobre Lifschitz en Santa Fe, pero partido contra partido fue un empate técnico. Sin embargo, perdió la primaria de la capital salteña, no tendrá ningún municipio propio en Mendoza, y en Santa Fe no se impuso en ninguna categoría salvo para gobernador. Avanzó en votos, pero el resto es de prestado de aliados.

La fotografía es más compleja de lo que aparece a primera vista. Falta mucho por andar, y las votantes en las provincias no están pensando en función de la nacional. Siempre debe recordarse que en 1999 hubo muchas elecciones adelantadas donde ganó el PJ, pero no hubo efecto catarata: a la hora de la verdad, De la Rúa ganó sin problemas … incluso en la provincia de Santa Cruz.

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina)

 
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara