El portal informativo de
 
Artículos / Opinión
Carlos Fara

¿Tiempo de resurreccion?

(7 Miradas) Más allá de estos elementos obvios, lo importante es el estilo con el que Macri parece hacer todo. Es claramente un modo sin euforias, sin sobresaltos, sin desbordes. De a ratos da la impresión que nada importante esté pasando, cuando efectivamente están sucediendo pasos cruciales.

Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
23 de marzo de 2016
 

(7 Miradas) Entre la visita oficial de Obama y la casi segura aprobación del acuerdo con los holdouts en el Congreso, esta semana podría asemejarse mucho en significado a la de la liturgia cristiana: Argentina “resucita” su relación con el mundo después del “calvario”.

Estos 100 días muestran claramente lo que el presidente quería transmitir a la sociedad sobre un nuevo enfoque del país, tanto interno como externo. ¿Esto trae beneficios inmediatos? Obviamente no. Sin embargo, lo más importante en estos primeros tiempos es cuidar las expectativas, más que ocuparse de los resultados concretos. Y en eso el gobierno llega al arco contrario con pelota dominada: redondeará los primeros 4 meses cerrando el capítulo buitres, y habiendo demostrado que tuvo muñeca para negociar con los peronismos cara a cara.

Para el modelo de país que busca Macri, Obama + cierre con holdouts son pilares fundamentales. Estas cosas siempre van de la mano, como Menem jugó a relaciones carnales + Plan Brady. Pero claro, en 20 y pico de años el mundo cambió mucho, y la constelación de fuerzas es bien distinta. En ese momento no había ni BRICS, ni ISIS, ni socialismo del siglo XXI, ni internet, ni smartphones, ni streaming y

China era una expectativa, lejos de ser la segunda economía del mundo.

Más allá de estos elementos obvios, lo importante es el estilo con el que Macri parece hacer todo. Es claramente un modo sin euforias, sin sobresaltos, sin desbordes. De a ratos da la impresión que nada importante esté pasando, cuando efectivamente están sucediendo pasos cruciales.

¿Era este el presidente que quería la Argentina? Los liderazgos se definen muchas veces como contracaras, más que como deseo específico. En este caso, es claro que Macri está cuidando todos los detalles para no ser lo que ya había agotado de CFK.

Dicho esto, la pregunta siguiente es ¿a más largo plazo, es este el estilo presidencial que le cabe a la matriz cultural argentina? Si vemos los 32 años previos, se debería decir que no. Pero esa no es necesariamente la respuesta correcta, ya que lo que se debe observar es la dinámica de cambio del sistema de valores, no solo las tendencias pasadas.

Lejos estamos de la famosa frase de Antonio Cafiero en plena campaña de 1999: “¿Se imaginan un domingo de invierno, con lluvia, sin fútbol y con De la Rúa de presidente?”. Aunque en ese momento la mayoría prefirió al “aburrido”, lo cierto es que al radical le costó mostrar que iba a alguna parte.

Macri no es De la Rúa. Cambiemos no es la Alianza. 2016 no es 1999. Y la matriz cultural argentina post crisis de 2001 también es otra.

Fuente: 7 Miradas (Buenos Aires, Argentina

 
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara